La Guerra Civil Española y el Nacionalsindicalismo Español

Uno de los acontecimientos históricos más brutales y de mayor contenido simbólico del siglo XX, en la cual ha sido considerado el ensayo general de lo que sería la Segunda Guerra Mundial. Se dice que ahí se habrían enfrentado por primera vez el fascismo y el comunismo, los dos grandes rivales del período de entreguerras. ¿Qué tan cierto es todo aquello? ¿Y qué papel jugó el Nacionalsindicalismo español en la contienda y en el período que le siguió?

La España de los años 30 era una nación sumamente atrasado desde el punto de vista industrial y de nivel de vida, una nación en la que las antiguas tradiciones se habían convertido en un serio obstáculo al progreso social. En dicho contexto, ocurre el derrumbe político de la Monarquía de Alfonso XIII y la instauración de la Segunda República, régimen del cual muchos esperaban llegarían las soluciones tan anheladas a los problemas de la convivencia entre los españoles. En la república naciente, los gobiernos se comparten entre izquierdas y derechas al modo parlamentario; pero en el activismo político-social, el marxismo y el anarquismo –cada uno por su lado- toman la batuta rápidamente, promoviendo proyectos tan disímiles como ataques a la Iglesia, levantamientos separatistas y proyectos de reforma agraria.

En medio de este revuelo, irrumpe la concepción revolucionaria del Nacionalsindicalismo, cuya primera expresión fue “La Conquista del Estado” de Ramiro Ledesma y que culminaría en Falange Española de las JONS de José Antonio Primo de Rivera. El Nacionalsindicalismo consideraba que era posible conciliar la tradición histórica y cultural de España junto con la aplicación de una profunda rectificación económica y social a favor de los trabajadores, superando los artificiales esquemas de izquierdas y derechas, queriendo evitar a su Patria la terrible conflagración que se veía venir por la brutalidad de unos y la indiferencia social de otros.

El conflicto llegó a partir el 18 de julio de 1936 con el alzamiento del Ejército de Marruecos y se prolongó tres dolorosos años. El Bando Nacionalista contó con el apoyo de las fuerzas del Eje Roma-Berlín, mientras que los republicanos recibieron no menor apoyo militar y político de la URSS de Stalin, aparte de los voluntarios comunistas alistados en las Brigadas internacionales. Estos soldados comunistas hicieron estragos en sus propias filas, eliminando especialmente a los anarquistas más torpes para la disciplina militar, y algunos de sus mandos pasaron años más tarde a organizar los terribles servicios de seguridad en los países de Europa Oriental. Fue un conflicto sangriento que dividió horriblemente el tejido social de la Madre Patria, aparte de su significación ideológica que ya señalábamos, al enfrentar no sólo a simples bandos políticos, sino a visiones completas y radicalmente distintas del mundo.

Los nacionalsindicalistas, privados de sus mandos naturales que se encontraban encarcelados, adhieren de todo corazón al levantamiento militar y combaten con valor junto a los soldados y a los tradicionalistas católicos. Sin embargo, al poco tiempo de iniciado el conflicto, les fue impuesta por parte de Franco la unificación política forzada en un partido único, el llamado “Movimiento Nacional”. Se dijo que el Nacionalsindicalismo pasaría a ser doctrina oficial del Estado, pero desde un comienzo la influencia política de los falangistas en el gobierno fue menor y compartida con personeros militares, derechistas y clericales. Además, los falangistas sufrieron la pérdida de sus más grandes líderes y mentores: José Antonio, Ramiro Ledesma y Onésimo Redondo, fusilados los dos primeros y caído en el frente de combate el tercero.

Una vez ganada la guerra por el Bando Nacional, los nacionalsindicalistas españoles se dividen entre los que apoyan a Franco en el poder y los que consideran que éste ha traicionado los ideales que dijo defender como Caudillo del Alzamiento. A pesar de que los últimos estuvieron siempre más cerca de la verdad –el régimen de Franco termina por instaurar el capitalismo neoliberal y tecnocrático- la Falange impuso un sello social profundo en el sistema, entregando a los trabajadores estabilidad laboral y beneficios sociales que nunca antes habían gozado en su historia, y que fueron reducidos brutalmente durante la era “socialista” de Felipe González y el PSOE (Partido Socialista Obrero Español). Aún así, el Nacionalsindicalismo no logra imponerse dentro de las “familias” del franquismo, y la transición de los 70 llevó a una fuerte división entre los falangistas, surgiendo grupos cercanos a la “extrema derecha” patriotera y monárquica y otros que llegaban al límite del izquierdismo, división que los actuales camaradas españoles recién están superando poco a poco.

Valoramos el arrojo de quienes –de un lado o del otro- lucharon creyendo realmente en la sueño de una Patria más libre y justa para los españoles, lo que incluye a muchos republicanos, pero no a quienes sirvieron como lacayos de la Unión Soviética e intentaron someter a su propia nación. De la experiencia de los nacionalsindicalistas en la guerra y el franquismo, hemos aprendido el error de muchos nacionalistas de creer a ciegas en las promesas de los caudillos militares y de la derecha oligarca de compartir el poder, pues nuestra Revolución Nacionalsindicalista estará siempre opuesta a los intereses de esa derecha que tantas veces ha visto en nosotros a sus circunstanciales perros de presa…

No cometeremos el mismo error. Nuestro camino propio de crecimiento y acción política nos llevará a esa victoria que los camaradas de la Madre Patria no pudieron lograr, pero con el mismo estilo y la misma fe en la victoria que José Antonio nos legó. En su recuerdo y en el de tantos otros, seguimos adelante.-

larevolucioncortazarr

300px usura

SFbBox by smart happy birthday wishes

Sobre nosotros

El Movimiento Revolucionario Nacionalsindicalista de Chile (MRNS) es la organización política que lucha por la forja de un nuevo Estado y cultura en Chile e Iberoamerica toda, basados en la Unión de la Nación con Justicia, con miras a la realización de todos los chilenos.

Enlaces de interés

Biblioteca Nacional - Sitio web de la Biblioteca Nacional [de Chile]

Memoria Chilena - Sitio web de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) dedicado a nuestra cultura. Abundante material histórico disponible en versiones digitales.

Cinismo Ilustrado - El espíritu de los cínicos. Ilustraciones, diseños, textos y demás materiales del mexicano Eduardo Salles.

Buscador

Haz tu donación

Licencia

licencia

© 2017 MRNS. Algunos derechos reservados. Diseño de JoomShaper, editado por MRNS.

Buscar