Pinochet traicionó a Chile

Imprimir

En la catarsis colectiva del pinochetismo en el Teatro Caupolicán pudo verse el carerajismo de la derecha, puesto que se enarbolaron banderas que de quienes consideramos a Pinochet un TRAIDOR a los intereses del pueblo chileno... Y todo en base a que han inventado el cuento -comprado por varios despistados- de que Pinochet era nacionalista... JAMÁS LO FUE, ERA UN MILITARISTA AL SERVICIO DE LA PLUTOCRACIA CHILENA.

El Nacionalsindicalismo Revolucionario (M.R.N.S.) REPUDIA EL ACTO y sostiene como VERDAD HISTÓRICA QUE PINOCHET traicionó los intereses de la patria chilena al establecer las bases constitucionales para el neoliberalismo que hoy carcome a Chile y lo ha entregado a las transnacionales y el imperio del financismo mundial, bien secundado por toda la pandilla política que hoy está entronizada en el poder. Nuestro Proyecto de Nación fue, es y será totalmente incompatible con el libre mercado extremo y la “partidocracia protegida” creada por la mano infame de gremialistas y Chicago Boys.

Sobre la eterna discusión de los derechos humanos, los nacionalsindicalistas la tenemos clarita: Una cosa es el combate contra el enemigo armado y otra muy diferente es el asesinato de un indefenso. Y no nos salgan con los “miles de guerrilleros extranjeros” que se esfumaron en la nada o escaparon a Marte.

El "nacionalismo" de aquellos que son "viudos de Pinochet”, nunca ha pasado más allá de ser un patrioterismo sentimental, un militarismo obsecuente, la fanfarria de civiles militaristas de café y una imbecilidad crónica en filosofía política. Sus pifias y gritos contra Piñera y la derecha política que ahora los ignora y desprecia en público no pasan de ser la frustración patética de amantes despechadas, porque a la hora de las elecciones y de acarrear incautos… las ovejas reconocen a su Pastor. Ya está bien que se asuman como los momios amilicados que siempre han sido.

Y mientras adentro del teatro las viudas creen poder revivir a un muerto, afuera los otros creen aún que el muerto se los podía comer vivos. La izquierda roja y rosadita, sin propuestas claras, sin nada que ofrecer más que sus propios mitos, vivía nuevamente su ensueño nostálgico de “luchar contra la dictadura”, haciendo el ridículo mientras los neoliberales de Palacio ganan tiempo y preparan nuevas medidas para el saqueo de los trabajadores. Unos y otros han pisado el palito de la plutocracia…una vez más

El "nacionalismo" en sí, genérico, como expresión política no tiene otro destino que el de seguir sirviendo de "tontos útiles" de la derecha plutocrática ... La expresión singular que se hace universal para lograr una NACIÓN CON JUSTICIA es el NACIONALSINDICALISMO REVOLUCIONARIO, CONCIENCIA Y VOLUNTAD DE LA COMUNIDAD NACIONAL PARA VENCER EL IMPERIO DE LA USURA Y DEL MATERIALISMO APÁTRIDA.