Las lecciones que deja la Lista del Pueblo: el problema del «ser» y la coherencia.

Las lecciones que deja la Lista del Pueblo: el problema del «ser» y la coherencia.

La rápida sucesión de comunicados contradictorios, acompañado de expulsiones, renuncias y cuestionamientos, tanto internos como externos, condimentados con una cobertura mediática tendenciosa y sesgada, impidieron comprender la naturaleza del conflicto que aún afecta a la denominada «Lista del Pueblo», instrumento electoral de distintos grupos que devino, los últimos meses, en un partido político de facto. Independiente de cómo evolucione la situación y el impacto de su desenlace, nos interesa analizar, en frío, las lecciones que podemos extraer de esta experiencia; identificando problemas, sus orígenes y el cómo parecen sintomáticos de las organizaciones políticas exo-partidistas.

1. De las renuncias al caos.

Mediáticamente, la renuncia de Elisa Giustinianovich[1], Convencional constituyente por el Distrito 28, no tuvo la misma cobertura que la segunda de ellas, Loreto Vidal[2], convencional por el Distrito 20, que tuvo lugar el 26 de julio de 2021. En sus redes sociales, Giustinianovich enfatizaba, a principios de julio, el haber resultado electa con el apoyo de la Coordinadora Social de Magallanes, omitiendo, claro, que dicha Coordinadora integraba la Lista del Pueblo. Matices más o menos, lo cierto es que no se considera como el punto de inflexión por su bajo perfil.

Cosa distinta ocurriría, sin embargo, con Loreto Vidal, quien declaró públicamente su descontento e, incluso, manifestó que el conglomerado “debería cambiarse de nombre” (Alarcón, 2021). Comenzó, así, una debacle que se reforzaría con el anuncio de la candidatura presidencial de Cristián Cuevas, el pasado 5 de agosto (Rivas, 2021) y las declaraciones posteriores que variaban según la fuente: en Instagram se publicaba un comunicado[3], mientras que en Twitter se negaba que fuese una candidatura oficializada[4] y en su página web oficial no hubo nada hasta el 10 de agosto[5].

Las fechas no son casuales, pues el plazo fatal para la inscripción de candidaturas presidenciales se cumple el próximo lunes 23 de agosto. Vale decir, resta una semana para recabar las treinta y cuatro mil firmas necesarias para ello. Sin mencionar que el anuncio de las tres precandidaturas -de Soledad Mella, Ingrid Conejeros y Diego Ancalao- dispersan esas potenciales firmas. Además, aún se mantiene activa la campaña de recepción de patrocinios de Cristián Cuevas.

patrocinios cuevas

Hasta ahora, esa sería la lectura superficial de lo sucedido. De ella, podría concluirse que el problema surgió con el anuncio de la candidatura presidencial de Cuevas. Pero ello no sería del todo correcto y, también, implicaría adoptar una perspectiva estrecha de la situación y su contexto. Nuestro interés como organización es ir más allá del simple comentario de la noticia, y evitar caer en la simplificación / ridiculización que hacen grupos -especialmente los reaccionarios-, que focalizan su atención en los titulares de la noticia.

Dicho esto, debemos desarmar las piezas que componen la Lista del Pueblo y revisar sus elementos uno a uno.

2. El origen y la formación de los bandos en pugna.

Resulta curioso cómo para algunos la Lista del Pueblo pareció “surgir de la nada”. No sería hasta los resultados de las elecciones del 15 y 16 de mayo que llamaría la atención de los medios masivos. Como dato curioso, su artículo en Wikipedia, de hecho, fue creado recién el 17 de mayo[6], basado principalmente en dos grupos de referencias: las noticias sobre la campaña electoral (en la franja del plebiscito) y las notas de prensa que hicieran Valentina Matus (2020) y María Arriagada (2021).

klan kiltroPor entonces, la poca información que existía en tales medios contaba el origen del «Klan Kiltro», agrupación autodefinida como “nueve adolescentes y un perrito que queremos cambiar el mundo”, destacando sus fundadores: Evelyn Godoy, licenciada en Artes y enfermera, el periodista independiente Rafael Montecinos[7] y al documentalista Mauricio Menéndez (también conocido como “Chancho de guerra”). Según Héctor Basoalto (2020), periodista de The Clinic, Leonardo Ponce también fue uno de sus fundadores, lo que, en contraste, no es informado por María Arriagada (2021), que sólo menciona a los tres primeros.

El Klan también estuvo integrado por la periodista Paloma Grunert[8]), quien trabajó en tomas y campamentos durante los primeros meses de pandemia y hasta septiembre de 2020, oportunidad en la que renunció por no compartir el rumbo político impuesto por el acuerdo del 15 de noviembre de 2019.

La presencia de comunicadores con cierta expertiz posibilitó que, tras el “Acuerdo de Noviembre”, el «Klan» organizara actividades de asistencialismo[9], el “Tren del Apruebo”[10] y la campaña audiovisual a favor del «Apruebo», generando una plataforma para aglutinar candidaturas independientes y, de ese modo, facilitar la participación según las reglas estipuladas para el proceso constituyente. Puede compararse con la finalidad de «Independientes no neutrales» o «Coalición ciudadana» y que comentamos en un artículo pasado (MRNS, 2020).

Ilustrativa resulta, también, la entrevista que efectuó el periodista Eduardo Fuentes en el programa Mentiras Verdaderas de 19 de mayo de 2021. Les compartimos un extracto que trata el financiamiento de la Lista, oportunidad en la que Montecinos comenta que, de su propio bolsillo, destinaron cerca de 18 millones de pesos para financiar actividades. Versión completa del programa se encuentra disponible en YouTube.

De esta manera, y como revisaremos más adelante, el origen de la Lista se encuentra en una organización funcional -según nuestra terminología, asimismo, cuerpo social circunstancial-, sin raigambre territorial y con un objeto determinado. De allí que sea frecuente la presencia de “coordinadores” (personas), “coordinadoras” (grupos) y, como suele ser a la usanza en la política estudiantil, surjan múltiples voceros, sin un liderazgo definido, aunque exista uno en la práctica y sea encarnado por Montecinos.

A este grupo primigenio se sumó otro, con tareas asociadas a funciones operativas y ejecutivas, compuesto por Leonardo Ponce (Abogado, U. de Chile), Ángel Spotorno (publicista) y Patricio Bustamante. Todos los cuales, meses antes o hace unos días, fueron expulsados o marginados del “Comité Ejecutivo” de la Lista. De ellos, el más controversial resultó Ángel Spotorno Lagos, anteriormente vinculado con las campañas de Marcel Claude[11] y de Alberto Mayol[12], y quien, el 21 de julio solicitó la inscripción como marca comercial de la denominación “La Lista de los Pueblos”[13], dado que “La Lista del Pueblo” se encuentra inscrita actualmente a favor de Mauricio Menéndez[14].

Sería este grupo (“de operadores políticos”) el que habría instado a que la Lista definiera nombres y/o mecanismos para la elección presidencial, proponiendo a Cristian Cuevas, vinculado anteriormente a Convergencia Social y, luego, a «Victoria Popular», organización encuadrada en Chile Digno y el apoyo a la precandidatura de Daniel Jadue[15]. Más tarde, esto lo ratificaría Montecinos en una entrevista para radio Bío-Bío, aludiendo además de un nexo con el Partido Igualdad y el Partido Humanista (Vera, 2021), lo que terminaría tensando la existencia misma de la colectividad.

3. Los errores: identidad e incongruencia en el ser.

Expuestos estos hechos, apropiadamente documentados, es necesario estudiar los errores que terminaron llevando a la LDP a su situación actual. Nuestras proposiciones sobre participación, conciencia y responsabilidad, nos orientan en un sentido favorable a toda organización que surja, precisamente, de los mismos cuerpos sociales, especialmente si lo hacen a contrasentido o de modo contrahegemónico.

No obstante, preocupados por el éxito de tales acciones, no podemos idealizarlas, ni ser dogmáticos o posicionarnos en una suerte de complicidad, fenómeno recurrente hoy en política que involucra omitir la crítica o el no tratar tópicos que “expongan debilidades” que pudieran aprovechar el enemigo político o la reacción.

Dicho esto, veamos.

3.1. ¿Qué es la Lista del Pueblo?

Suele referirse a la Lista del Pueblo como si de una organización partidista o movimiento político se tratara. Desde luego, esta caracterización va de la mano con su accionar público en los meses recientes. Empero, para un adecuado estudio, el mismo nombre expresa su razón de ser: lista, remarcando su carácter instrumental para la contienda electoral plebiscitaria que, en su primera fase, comenzó con el plebiscito y culminó con la elección de constituyentes. Es equiparable a un “pacto electoral” en los términos a que se refiere el artículo 5° de la Ley nro. 18700, cuyo articulado equipara constantemente “pacto o lista”, “lista o nómina”, etc. pero en vez de agrupar partidos, lo hace respecto de independientes.

Refuerza el carácter instrumental-electoral lo dicho, por ejemplo, por Alejandra Pérez, Constituyente por el Distrito 9[16]: “el mundo de la política no ha hecho una lectura correcta del colectivo, que contiene múltiples miradas e historias de vida”, añadiendo luego: “La Elisa responde a su asamblea base, que es la de Magallanes. Ella ocupó un cupo de La Lista del Pueblo para ir a esta elección. Con la Rossana pasa lo mismo. Si tú me preguntas, siento que la Rossana nunca fue parte. Entonces, yo creo que ni siquiera hubiera sido necesaria una carta de renuncia. De hecho desde el primer día, si ves las opiniones de la Rossana, la forma de hablar, tiene una lectura también distinta. Ahí viene la explicación. Ella tiene su autonomía, puede dar la firma y votar por quien mejor le parezca. Y así pasa con muchos compañeros” (Parrini, 2021).

Esto puede parecer muy obvio, pero con los resultados de las elecciones de mayo, fue Rafael Montecinos quien, horas después y descartando constituirse como partido político, confirmó la participación de la lista con candidaturas a parlamentarios y una potencial participación en la presidencial (Basualto, 2021).

En su segundo congreso programático, la Lista refrendó tales declaraciones, aunque de un modo que podría resultar contradictorio:

  1. por una parte, se estableció que “mantendremos nuestra independencia absoluta del poder constituido. No seremos partido político, ni siquiera instrumental, para disputar cargos de representación pública. Esto plantea nuevos desafíos de organización, que estamos dispuestos a enfrentar”, lo que resulta interesante pues habría implicado abordar nuevas formas de organización y funcionamiento, que operaran en una clave distinta a la democracia de partidos. Pero…
  2. Por otra parte: "hemos decidido recuperar todos los espacios para el pueblo en las elecciones parlamentarias, de consejeros regionales y presidenciales, sin alianzas, vínculos ni pactos con partidos políticos tradicionales", exigiendo al Ejecutivo y Legislativo que permitieran dichas candidaturas con reglas similares a las adoptadas para elegir integrantes para la Convención Constitucional. (Vargas, 2021)

Se advierte, al mismo tiempo, una errada lectura de los procesos electorales; pues, si bien es comprensible que el éxito y la cantidad de votos hayan entusiasmado a más de alguno, lo cierto es que, puestos en contexto, seguían estando dentro de los márgenes acotados de participación y, ciertamente, no puede compararse una elección de constituyentes con otra de parlamentarios o, finalmente, una campaña presidencial (Morales & Celedón, 2021). Resultaría en un grave error repetir la fórmula, sin innovar o marcar una diferencia y limitarse a apelar a la independencia y la consigna anti partidos.

Si la LDP se concibió como una plataforma electoral, fijando como meta un proceso ya cerrado, lo razonable sería armar otra, bajo la forma de partido político. Tal decisión (seguramente impopular y ya veremos por qué), facilitaría la inscripción de candidaturas, su financiamiento, obligaría a ciertas formalidades -hoy ausentes, como poseer una directiva clara, mantener contabilidad abierta y verificable, realización de asambleas, elección de representantes territoriales, etc.- y tornaría en sentido favorable la distribución de votos según el sistema electoral vigente.

Pero sabemos que eso simplemente habría sido imposible, y no por especulaciones o supuestas conspiraciones de la reacción: sus (ex) integrantes tenían claro el objetivo de la LDP. De tal modo, por ejemplo, Elisa Giustinianovich, respondiendo a la pregunta sobre su distanciamiento de la Lista, dijo: “dimos un paso al costado a partir de las decisiones políticas que se tomaron en la asamblea de la LDP y que no son coherentes con el tiempo o con nuestras decisiones políticas, que pasan por abocarnos al trabajo constituyente. Y es que se está proponiendo desde LDP disputar los otros poderes, las parlamentarias, las presidenciales, y es algo que para nosotros no nos hace sentido en este momento, porque tenemos todas nuestras energías aquí” (Higuera, 2021).

Aún más lapidaria fue Camila Zárate, constituyente por el Distrito 7[17] que, en una entrevista de principios de mes, comentó a la Radio Universidad de Chile: “La Lista del Pueblo fue la posibilidad para que distintas personas independientes de distintos mundos pudieran ser parte de este anhelo común, entonces de alguna manera tenemos que hacernos cargo: al no ser partido político, esas personas no tienen por qué seguir los lineamientos de la Lista del Pueblo.” (Cisternas, 2021)

3.2. Incongruencia, entre el “ser o no ser”.

De la mano con el punto anterior, esta tensión entre el ser o no ser, implicó también (y tal parece aún), ciertas acciones reprochables por el mismo pueblo y la opinión pública.

Como hemos dicho, la LDP ha sido enfática en mantener la crítica anti partidista, de modo de desmarcarse del partidismo y declararse constantemente como un “espacio independiente y [que] no tiene vínculos con partidos políticos” (Leiva & Cáceres, 2021), pero estas últimas semanas ha sido vista, en efecto, como si fuese un partido político.

La falta de claridad sobre el propósito de la LDP le terminó jugando en contra y promoviendo estos “errores forzados”. Por mucho que hoy Montecinos insista en que fueron unos pocos, o se repita la retórica de la ofensiva partidista en contra de la Lista, para engullirlos en algún pacto electoral, las noticias han sido devastadoras.

La investigación del Centro de Investigación Periodística sobre los gastos de campaña y su rendición, que vinculó a familiares de candidatos como beneficiarios de boletas y facturas (Toro & Segovia, 2021), fue el corolario de otros cuestionamientos, como el supuesto cobro de porcentajes de gastos por adelantado, tratamiento discriminatorio de candidaturas en base al pago de “más tiempo en pantalla”, el acoso, hostigamiento (Vallejos, 2021), etc.

A pesar de los cuestionamientos, por ejemplo, Soledad Mella es ahora precandidata por la LDP (Meza, 2021) y una de sus coordinadoras, Verónica Guzmán, afirmó que “cada candidato es responsable de su rendición” (CNN, 2021), desentendiéndose de un modo de lo sucedido, pese a las expulsiones de Ricardo Mahnke y Miriam Parra.

Y ello desechando todo el resto de informaciones y trascendidos que es imposible verificar o contrastar aún, y cuyo tratamiento no cabe duda, llenará, en su minuto, las páginas de los medios masivos.

4. Conclusiones.

Nos parece lamentable que, una plataforma que surgió para facilitar la constitución de candidaturas independientes, originadas, en muchos casos, de organizaciones territoriales y funcionales que trabajan estrechamente con las comunidades que representan; y que, teniendo resultados destacables, se haya apagado con tanta celeridad.

Comprendemos, desde luego, que es consecuencia de sus propias e insalvables contradicciones, de la supremacía del idealismo y la construcción de un mito algo romántico de la lucha política. No cabe duda hay mucha ingenuidad. Tal parece la LDP fue víctima de su propio discurso antipartidista que, aunque valedero, resultó en pugna con la propia participación en el sistema electoral criticado. El “poder constituido” en palabras de Camila Zárate.

Es una discusión recurrente entre las organizaciones revolucionarias, si acaso es correcto seguir la vía “institucional” o la “lucha armada”, como si fuese una dicotomía vigente en estos días. Es de nuestro parecer que, antes que la forma, es necesaria la substancia que, precisamente, llenará cualquier estructura que se adopte.

Un triste ejemplo ha sido el nacionalismo chileno y su prédica antipartidista, que provocó su completa marginación del escenario político. Desde luego la democracia de partidos nos parece un absurdo y un crimen de lesa patria. Pero no por adoptar la “forma” de partido y, por ejemplo, participar en elecciones con candidatos propios, adoptaremos en el acto el “modo de ser” partidista. En nuestra proposición existe un componente ético, esencialísimo, que se vincula irrenunciablemente a la política. Es imperativo una coherencia entre el quehacer político y nuestras ideas, entre nuestro obrar y pensar. De otro modo, sería repetir la misma historia de siempre, pero con nombres distintos u otras “consignas”. Es dar cabida a la corrupción y la podredumbre del sistema demoliberal.

Entendemos asimismo que los programas tienden a abstraerse de la realidad y convertir en “ideología” los dolores que, en carne y hueso, aquejan a nuestro pueblo. Pero es un sin sentido prescindir de alguna guía o instrumento que contenga al menos ideas, propuestas, que orienten la lucha política.

En la entrevista ya citada, Elisa Giustinianovich comentó, razonablemente, que “es difícil plantearse una disputa presidencial, sin tener la fuerza para sostener un gobierno. No se si da para tanto ese espacio, disputar el Ejecutivo y generar un estado de gobernabilidad en estos tiempos es un desafío bastante grande, considerando lo movedizo del terreno.” (Higuera, 2021). Y no podríamos estar más de acuerdo.

Disputar la política va más allá del Congreso o la conducción política del Estado, no cabe duda, pero si nos proponemos esa lucha, debemos seguir con atención lo que sucede con estas organizaciones que "pelean" la política con sus reglas electorales. Tomamos nota y nos preparamos.


Abstract: The rapid succession of contradictory statements, accompanied by expulsions, resignations, and questioning -internal and external-, seasoned with tendentious and biased media coverage, made it difficult to understand the nature of the conflict that still affects the so-called "Lista del Pueblo", an electoral instrument of different groups that became, in recent months, a de facto political party. Regardless of how the situation evolves and the impact of its outcome, we are interested in analyzing, coldly, the lessons that we can extract from this experience; identifying problems, their origins, and how they seem symptomatic of exo-partisan political organizations.

Palabras clave: La Lista del Pueblo, antipartidismo, organización antipartidista, exopartidismo, lista de los pueblos.


Notas y referencias (por orden de utilización):

[1] Originaria de la ciudad de Concepción, nacida el 23 de noviembre de 1984 (Concepción, inscripción nro. 4022 de 1984), Elisa Amanda Giustinianovich Campos, con 36 años, es Bioingeniera y Doctora en Ingeniería Química de la Universidad de Concepción. Actualmente es parte de «Movimientos Sociales Constituyentes».

[2] Nacida en la ciudad de Valdivia, el 9 de abril de 1970 (Valdivia, inscripción nro. 533 de 1970), su nombre completo es Rossana Loreto Vidal Hernández, pero es frecuentemente tratada por su segundo nombre. Con 51 años, es enfermera, abogada, docente y magíster en Bioética, además de ser parte de la ONG Corporación Sempiterno.

[3] Enlace directo: https://www.instagram.com/p/CSZY53eLRCU/

[4] Véase: https://twitter.com/LaListaPueblo/status/1423697584900743169

[5] Comunicado oficial disponible en: https://www.lalistadelpueblo.cl/DocumentosPDF/ComunicadoOficial_PrimariasDelPueblo.pdf

[6] Edición original: https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=La_Lista_del_Pueblo&oldid=135614456

[7] De nombre Rafael Montecinos Ferrada, en ocasiones también es referido o tratado como Rafael Ferrada. Actualmente se encuentra en búsqueda de patrocinantes para su candidatura como diputado por el Distrito 12.

[8] Paloma Grunert Villegas es periodista, egresada de la Universidad de Chile. Colaboró junto a Richard Sandoval (de “Noesnalaferia”) y actualmente trabaja en «Londres 38». Entre 2016 y 2019 estuvo radicada en Venezuela. En 2019 protagonizó una polémica a propósito de la detención de periodistas de TVN en dicho país: https://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2019/01/30/periodista-chilena-radicada-en-venezuela-por-la-retencion-de-colegas-de-tvn-lamento-mucho-la-situacion/

[9] No pretendemos emplear el término con una connotación negativa. Véase críticamente: Alayón, Norberto (1980). El asistencialismo en la política social y en el Trabajo Social. Revista Acción Crítica, 7. http://www.ts.ucr.ac.cr/binarios/accioncritica/ac-cr-007-05.pdf

[10] El “Tren del Apruebo” fue parte de la campaña del plebiscito y sus caravanas eran encabezadas por Rafael Montecinos. Véase nota de «La Zona Cero»:

https://www.lazonacero.cl/noticias/subete-al-tren-del-apruebo-es-la-nueva-campana-de-klankiltro/

[11] Servicios publicitarios registrados como gasto de campaña de Claude en SERVEL: https://www.servel.cl/wp-content/uploads/2015/09/detalle_gastos_candidatos_eleccion2013.xls

[12] Citoyens (2017, 16 de junio). Citoyens: Viernes 16 junio 2017. Radio UChile. https://radio.uchile.cl/programas/citoyens/421023/

[13] Solicitud de inscripción de marca comercial nro. 1466436, de fecha 21 de julio de 2021. Instituto Nacional de Propiedad Industrial. INAPI Chile.

[14] Solicitud publicada en la edición nro. 42948 del Diario Oficial de la República de Chile. Santiago, 07 de mayo de 2021. CVE 1937966. https://www.diariooficial.interior.gob.cl/publicaciones/2021/05/07/42948/06/1937966.pdf

[15] Véase: https://twitter.com/mvpopular/status/1404524584255229953

[16] Alejandra Pía Pérez Espina nació en Santiago el 25 de octubre de 1977 (Portales, inscripción 3733 de 1977). Vecina de Maipú, fue electa por el Distrito 9, reconocida por su activismo sobre el cáncer de mama, que padece desde 2016. Se manifestó desde octubre de 2019 con su torso desnudo, evidenciando su doble mastectomía.

[17] Camila Zárate Zárate, nacida en Santiago el 04 de enero de 1992 (Recoleta, inscripción 174 de 1995), es egresada de Derecho de la Universidad de Chile, integra el Movimiento por el Agua y los Territorios – MAT y es vocera de la Red Parque Cabritería.

Alarcón, Maximiliano (2021, 26 de julio). Convencional Loreto Vidal renuncia a Lista del Pueblo: “Espero seguir aportando, pero ahora sin críticas cuando voy en un sentido contrario”. Interferencia. https://interferencia.cl/articulos/convencional-loreto-vidal-renuncia-lista-del-pueblo-espero-seguir-aportando-pero-ahora-sin

Rivas, Claudia (2021, 06 de agosto). La controversial carrera política y sindical de Cristián Cuevas, el abanderado presidencial de la Lista del Pueblo. Diario Financiero. https://www.df.cl/noticias/economia-y-politica/politica/la-controversial-carrera-politica-y-sindical-de-cristian-cuevas-el/2021-08-06/122555.html

Matus, Valentina (2020, 14 de diciembre). La reactivación independiente tras la promulgación de la ley que facilita la inscripción de candidaturas. Contexto. https://plataformacontexto.cl/contexto_factual/la-reactivacion-independiente-tras-la-promulgacion-de-la-ley-que-facilita-la-inscripcion-de-candidaturas/

Arriagada, María & Cárdenas, Leonardo (2021, 17 de mayo). Quiénes son y qué piensa la Lista del Pueblo. La Tercera. https://www.latercera.com/politica/noticia/quienes-son-y-que-piensa-la-lista-del-pueblo/WQ4GJBSS4NDKLLNJG2MNEHF4OE/  

Basoalto, Héctor (2020, 18 de mayo). La Lista del Pueblo se entusiasma: su coordinador dice que piensan en nuevas elecciones; incluso la presidencial. The Clinic. https://www.theclinic.cl/2021/05/18/la-lista-del-pueblo-se-entusiasma-su-fundador-dice-que-piensan-en-nuevas-elecciones-incluso-la-presidencial/

Alayón, Norberto (1980). El asistencialismo en la política social y en el Trabajo Social. Revista Acción Crítica, 7. http://www.ts.ucr.ac.cr/binarios/accioncritica/ac-cr-007-05.pdf

MRNS (2020, 29 de octubre). Proceso de elección e independientes en la Convención Constitucional. MRNS. https://www.mrns.cl/w3/index.php/ideas/estado/195-indepe

Vera, Diego (2021, 13 de agosto). Fundador de Lista del Pueblo y pugna con Cuevas: "Un sector de Apruebo Dignidad nos quiere absorber". Bío-Bío Chile. https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/chile/2021/08/13/fundador-de-lista-del-pueblo-y-pugna-con-cuevas-un-sector-de-apruebo-dignidad-nos-quiere-absorber.shtml

Decreto con Fuerza de Ley 2. Diario Oficial de la República de Chile. Santiago, 06 de septiembre de 2017. Biblioteca del Congreso Nacional. https://www.bcn.cl/leychile/navegar?idNorma=1108229

Parrini, Gianluca (2021, 01 de agosto). ¿Qué pasa en la izquierda? doce convencionales analizan semanas de tensión dentro de la Convención. Bío-Bío Chile. https://www.biobiochile.cl/especial/una-constitucion-para-chile/noticias/2021/08/01/que-pasa-en-la-izquierda-doce-convencionales-analizan-semanas-de-tension-dentro-de-la-convencion.shtml

Vargas, Felipe (2021, 14 de junio). Lista del Pueblo define no constituirse como partido político, pero apuesta a competir en parlamentarias y presidenciales. Emol. https://www.emol.com/noticias/Nacional/2021/06/14/1023862/lista-del-pueblo-elecciones-presidenciales.html

Morales, Antonio & Celedón, Luis (2021, 17 de mayo). Algunas consideraciones sobre las elecciones de este 15 y 16 de mayo. MRNS. https://www.mrns.cl/w3/index.php/articulos/actnac/222-15-16

Higuera, Camila (2021, 21 de julio). Constituyente Elisa Giustinianovich: “Es difícil plantearse una disputa presidencial sin tener la fuerza para sostener un gobierno”. Interferencia. https://interferencia.cl/articulos/constituyente-elisa-giustinianovich-es-dificil-plantearse-una-disputa-presidencial-sin

Cisternas, María Luis (2021, 01 de agosto). Camila Zárate: “No está en los objetivos iniciales de la Lista del Pueblo la disputa del poder constituido”. Radio Universidad de Chile. https://radio.uchile.cl/2021/08/01/camila-zarate-no-esta-en-los-objetivos-iniciales-de-la-lista-del-pueblo-la-disputa-del-poder-constituido/

Leiva, Miriam & Cáceres, Felipe (2021, 28 de mayo). Los intentos del FA y el PC por hacer match con la indómita Lista del Pueblo. La Tercera. https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/los-intentos-del-fa-y-el-pc-por-hacer-match-con-la-indomita-lista-del-pueblo/X36LCLRQZVF2XHWI7XFV4YYTEA/

Toro, Paulina & Segovia, Macarena (2021, 08 de agosto). Gastos de campaña: Lista del Pueblo detecta boletas abultadas y pagos a familiares de sus candidatos. CIPER Chile. https://www.ciperchile.cl/2021/08/11/gastos-de-campana-lista-del-pueblo-detecta-boletas-abultadas-y-pagos-a-familiares-de-sus-candidatos/

Vallejos, Beatriz (2021, 13 de agosto). Nueva renuncia en la Lista del Pueblo: asesora de "Tía Pikachu" acusó hostigamiento. Bío-Bío Chile. https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/chile/2021/08/13/nueva-renuncia-en-la-lista-del-pueblo-asesora-de-tia-pikachu-acuso-hostigamiento.shtml

Meza, Cristián (2021, 13 de agosto). Precandidata presidencial de Lista del Pueblo es vinculada a millonarios pagos a familiares. El Dínamo. https://www.eldinamo.cl/politica/2021/08/12/precandidata-presidencial-de-lista-del-pueblo-es-vinculada-a-millonarios-pagos-a-familiares/amp/

CNN (2021, 12 de agosto). Coordinadora de La Lista del Pueblo y polémica por boletas: “Cada candidato es responsable de su rendición”. CNN Chile. https://www.cnnchile.com/lodijeronencnn/veronica-guzman-la-lista-del-pueblo-polemica-boletas_20210812/

Sobre nosotros

logo oficial del mrnsEl Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS) es la organización política que lucha por el establecimiento de un nuevo Estado y la forja de una nueva cultura en Chile e Indoamérica toda, basados en la unidad y la justicia; con miras a posibilitar la realización de todas las personas y comunidades, mediante el desarrollo y ejecución de un proyecto revolucionario de nación.

Enlaces de interés

Memoria Chilena Sitio web dedicado a nuestra cultura con abundante material histórico disponible en versión digital y de libre descarga.

Biblioteca Pública Digital - Miles de textos disponibles, públicamente, para su lectura.

Ondamedia - Plataforma chilena con más de 1600 producciones nacionales gratis.


ISSN 2735-6450

 

CC BY SA icon

 

 

Nuestras redes sociales