Bolivia y su pretensión marítima

Creer en el absurdo… esa pareciese ser la consigna que la clase política boliviana quiere imponer al resto de las naciones. Pretender justificar su evidente subdesarrollo a su mediterraneidad, no puede menos que dejarnos alelados por tamaña falacia o llevarnos, simplemente, a la hilaridad por ser una payasada más de la clase dirigente de ese país.

En Europa existen, desde hace cientos de años, naciones mediterráneas que para nada buscaron en ello una justificación a un posible subdesarrollo. Es más, todas ellas se encuentran sideralmente lejos del atraso boliviano, incluso algunas fueron imperio sque gravitaron fuertemente en el acontecer mundial hasta el siglo XX, nos referimos al Imperio Austro-Húngaro, y que hoy en día siguen siendo países mediterráneos pero con un avance tecnológico, social, político, económico y cultural que ya se quisiera cualquier otra nación iberoamericana.

¿Son acaso las repúblicas Checa, Eslovaquia y las del Asia Central que formaron hasta hace poco parte de la ex Unión Soviética, naciones que “se lo pasen llorando” por un mar que no tienen ¿Están acaso en el mismo atraso de Bolivia por pasarse 120 años en la modorra llorosa de lo que no fue y que nunca tendrán?

Sobran ejemplos de naciones mediterráneas que han florecido en el mundo porque han aplicado inteligencia y honestidad a un objetivo nacional de desarrollo, inteligencia y honestidad que no ha tenido la clase dirigente boliviana.

Así también existen países marítimos que aún no pueden superar su pobreza y subdesarrollo que ya parece endémico, basta mirar hacia África.

El problema del subdesarrollo de un pueblo no se fundamenta en su mediterraneidad, ese es un feble y poco serio argumento. No puede negarse que “tener acceso” a puertos favorece el necesario intercambio comercial que potencia el desarrollo de un pueblo, pero, si se logran con los vecinos los necesarios acuerdos que permiten un transito no oneroso por las cargas, el asunto está resuelto y sólo resta ser creativos en la generación de mercados y afianzar todo ello en una política nacional eficiente y eficaz que permita el aprovechamiento racional óptimo de sus recursos naturales y que logre otorgar una adecuada distribución de lo obtenido por la riqueza generada. Entonces, adiós pobreza.

Chile hace ya decenas de años que ha entregado a Bolivia el beneficio del Libre Transito de sus mercaderías por territorio chileno, le ha entregado igualmente el beneficio de CERO gravamen por el uso de puertos y les ha asignado zonas portuarias de acopio para su exclusiva administración; a cargo de su propio erario nacional Chile ha construido vías férreas y caminos que les facilitan el desplazamiento hacia nuestros puertos, TODO COSTO CERO PARA BOLIVIA.

¿Qué mayor muestra de espíritu solidario y hermandad puede pedírsele a Chile?

El problema está en Bolivia misma, en su aristocracia oligarca que manejó el estado para administrar la riqueza nacional a propio beneficio y que por años se han “farreado” la riqueza boliviana en Europa y USA. Esa aristocracia oligarca que de consuno con la clase política ha mantenido ex profeso a su pueblo en la ignorancia para explotarlo y no entregarle la parte de la riqueza generada que les debía corresponder.

Las transnacionales se aprestan hoy a hacer su “gran negocio” en Bolivia, para ello están de consuno con la clase política y la oligarquía boliviana. Otros más “patipelados” no quieren quedar fuera del negocio y piden su tajada a propio beneficio enmascarados tras un patriotismo que no va más allá de sus propios beneficios y de las mafias de la droga que representan.

Tenía razón Arciles Argüedas en eso de que Bolivia está enferma; podemos agregar que poco a poco la van fagocitando su oligarquía y las transnacionales; para ello contratan algunos doctores que le recetan “aire marino propio” (o compartido, como los caraduras de Argentina) para lavarse los inmensos aditamentos plantares y dejar el Pacífico como agua de chocolate venezolano, o como el Rey del Maní del país del norte y cuyo pueblo, en una humorada, una vez lo eligió presidente.

Pobre Bolivia, está enferma y de verdad que SU ÚNICO DOCTOR AMIGO ES CHILE. Cuando Bolivia entienda, comprenda y acepte su mediterraneidad como un hecho irreversible en cuanto a lo que Chile se refiere, sólo entonces comprenderán que el único camino es la vía diplomática y la buena disposición de Chile para entregarle siempre las máximas facilidades y garantías para el libre tránsito y el uso de puertos sin gravámenes. Lo demás es utopía porque Chile no cortará su territorio ni aceptará administraciones compartidas con nadie.

larevolucioncortazarr

300px usura

SFbBox by smart happy birthday wishes

Sobre nosotros

aspas200x184El Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS) es la organización política que lucha por el establecimiento de un nuevo Estado y la forja de una nueva cultura en Chile e Iberoamerica toda, basados en la unidad y justicia; con miras a posibilitar la realización de toda persona, mediante el desarrollo y ejecución de un proyecto de nación.

Enlaces de interés

Biblioteca Nacional - Sitio web de la Biblioteca Nacional [de Chile]

Memoria Chilena - Sitio web de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) dedicado a nuestra cultura. Abundante material histórico disponible en versiones digitales.

Cinismo Ilustrado - El espíritu de los cínicos. Ilustraciones, diseños, textos y demás materiales del mexicano Eduardo Salles.

Buscador

Haz tu donación

Licencia

licencia

© 2018 MRNS. Algunos derechos reservados. Diseño de JoomShaper, editado por MRNS.

Buscar