TLC y APEC: ¿Sirven realmente?

Constantemente los gobiernos de la Concertación han manifestado la postura de que lo mejor para Chile es “liberalizar el mercado” y además ser parte de un proceso de “integración” con el mundo. Así, entran a firmar una serie de Tratados de Libre Comercio (TLC) con diversas naciones y se adscriben a grupos como el Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico (APEC.)

Puede parecer curioso que quienes conforman la Concertación apoyen prácticas que pueden considerarse ligadas a un liberal. ¿Por qué lo hacen entonces? ¡Fácil! Porque ellos se han transformado en liberales y abandonaron sus antiguas luchas hace bastante tiempo. Hoy tanto la derecha política como la Concertación están a favor del libre mercado, de la globalización y de la integración desmedida a nivel internacional.

La televisión, la radio y los periódicos nos muestran los supuestos “grandes beneficios” que nos traerán estos tratados, presentándolos casi como “la salvación” para superar los problemas de cesantía y crecimiento. ¿Servirán tanto como ellos pregonan?

En Chile la gran mayoría del trabajo (cerca del 80%) es generado por las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) y NO por los grandes consorcios y empresas transnacionales. Teniendo en cuenta esta realidad innegable, hagamos un breve análisis.

Con la firma del Tratado de Libre Comercio entre Chile y EE.UU, muchas serán las consecuencias desfavorables que éste traerá a los chilenos.

Uno de los aspectos más perjudiciales recae sobre los agricultores nacionales, los cuales se verán afectados al no poder competir con las futuras importaciones provenientes de Estados Unidos total o parcialmente libres de aranceles. ¿Con qué tecnología lo harán? ¿Con qué capital podrán invertir en tecnología? Tanto los países de Europa como diversas potencias mundiales han aprendido que algo básico para una nación es que ésta tenga asegurado al menos el suministro de alimentos esenciales en forma interna. La clase política chilena, en cambio, apoya tratados que precisamente atentan contra el desarrollo de NUESTRA AGRICULTURA y favorecen el ingreso de productos alimenticios de grandes transnacionales, quitando de paso trabajo en nuestra propia nación.

Los TLC firmados favorecen principalmente a las grandes empresas, pues ellas poseen la tecnología que optimiza la producción, obteniendo así las mejores utilidades, lo que les facilita la realización de exportaciones de sus productos. Dichas transnacionales, aliadas con la oligarquía local, inundan el mercado con los productos a bajos precios y de esta forma hacen quebrar a los pequeños empresarios nacionales de variados rubros. Luego, al tener ya el monopolio, simplemente los precios comenzarán a subir y no habrá competencia nacional, por lo que estaremos obligados a pagar más por algo que podríamos producir aquí mismo, dando trabajo a los chilenos.

Los argentinos ya aprendieron la lección tras verse literalmente “invadidos” por el exceso de productos chinos en los años 90 debido a las franquicias tributarias que el gobierno le otorgó a los inversionistas asiáticos. Los productores argentinos no pudieron competir con los chinos debido a que estos tenían una mano de obra muy barata (gracias a un muy injusto sistema) y así podían tener precios más bajos. Esto generó en la nación trasandina más de medio millón de cesantes y el quiebre de diversas industrias y pequeñas empresas. ¿Será el turno de Chile al paso que vamos? La clase política tiene la palabra…

La APEC no es más que un “bloque económico” al servicio de la oligarquía mundial para que ésta pueda hacer sus grandes negocios en determinadas zonas. Aquí nos la presentan como LA GRAN alternativa para Chile, pero no es otra cosa que el aceptar formar parte de una “zona de influencia” económica que es manejada de acuerdo a los intereses de la oligarquía financiera para realizar “sus negocios” y que tienden a “equilibrar hacia abajo” los salarios y las leyes laborales como factores determinantes para “abaratar costos” y ser “competitivos”.

El esperado crecimiento “macro” no necesariamente redundará en beneficios para todos los chilenos. Como siempre la plata llama la plata y el 4% de chilenos que se lleva el 60% del producto nacional bruto, serán menos y se llevaran más.

larevolucioncortazarr

300px usura

SFbBox by smart happy birthday wishes

Sobre nosotros

aspas200x184El Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS) es la organización política que lucha por el establecimiento de un nuevo Estado y la forja de una nueva cultura en Chile e Iberoamerica toda, basados en la unidad y justicia; con miras a posibilitar la realización de toda persona, mediante el desarrollo y ejecución de un proyecto de nación.

Enlaces de interés

Biblioteca Nacional - Sitio web de la Biblioteca Nacional [de Chile]

Memoria Chilena - Sitio web de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) dedicado a nuestra cultura. Abundante material histórico disponible en versiones digitales.

Cinismo Ilustrado - El espíritu de los cínicos. Ilustraciones, diseños, textos y demás materiales del mexicano Eduardo Salles.

Buscador

Haz tu donación

Licencia

licencia

© 2018 MRNS. Algunos derechos reservados. Diseño de JoomShaper, editado por MRNS.

Buscar