Socialdemocracia a la chilena… el salvavidas del neoliberalismo chileno

Después de casi 50 años uno pudiese esperar que la oligarquía chilena, sí, la oligarquía, hubiese desarrollado una capacidad de análisis crítico que le permitiese proyectarse en la institucionalidad del país de una manera duradera y segura, empero, no fue así. Refocilada en los pingües beneficios que le reporta el sistema neoliberal totalitario de mercado, impuesto a sangre y fuego, y que “institucionalizó” con la Constitución de 1980.

Los “dueños de Chile” no dudaron en pasar a saco con las riquezas naturales, las condiciones laborales, el estrangulamiento financiero de las PYMES y convirtiendo en fuente de negocios todas las actividades consideradas derechos sociales, como lo son la salud, la educación y la previsión e, incluso, despojaron a la comunidad nacional de la propiedad cierta de un elemento tan básico y esencial como es el agua.

Pero más aún, sumieron a la población en una espiral de usura crediticia que llevó, a partir del año 2005 a que la “deuda” de los chilenos, con la “maquinaria” financiera que ellos controlan, hoy represente poco más del 50% del producto interno bruto (PIB) (Nogales, 2020), disfrazado ello bajo el concepto de “país de servicios”, término el cual no viene a ser más que un eufemismo de “pulpería” en una gran Oficina Salitrera que se llama Chile.

Chile vive momentos cruciales, la “salitrera” reventó el pasado 18 de Octubre con el Alzamiento Social, rebelión que puso en jaque no sólo la institucionalidad del sistema, sino que también la existencia misma de éste. Los muertos y “ciegos” de la Plaza de la Dignidad fueron el resultado de la misma estrategia que la oligarquía utilizó en Santa María de Iquique, sólo que ahora no resultó como elemento de “disuasión” perentoria y definitiva. Piñera y la derecha gobiernan, Bachelet, Lagos y Frei con el centro y la izquierda gobernaron… pero SIEMPRE mandó y manda la OLIGARQUÍA, y esa clase política, a la que los “dueños” de Chile transformaron con su financiamiento en una casta política a su servicio, no son más que meros actores de eso que, Benjamín Disraeli, referidió como la “charada democrática”, una puesta en escena en donde los que en realidad gobiernan se encuentran tras bambalinas.

Ya no tiene sentido alguno seguir hablando de “derecha” como el problema para lograr una nueva institucionalidad, la famosa “derecha” por sí sola no tiene incidencia alguna en la macro-política y, cuando llega a tener alguna propia proposición, esta es “editada” por quienes son sus amos. Pero la casta política toda, la prensa, los “analistas” y la mayoría de los mortales de este fin del mundo siguen, impertérritos y convencidos, hablando de la “derecha” como un actor propio de sí en la política chilena, y ello a mucho júbilo de la oligarquía quien logra su objetivo de permanecer oculta y no ser identificada como el principal y verdadero escollo para gestionar una nueva Constitución que dé paso a un nuevo Chile… seamos reiterativos porque la realidad concreta lo amerita: EL VERDADERO Y PRINCIPAL PROBLEMA DE CHILE ES SU OLIGARQUÍA.

¿Y el resto de la casta política? ¡Bien, gracias! Son la otra cara de una misma moneda… le tomaron el “gustito” a la pequeña y miserable cuota de poder que les ha dado la oligarquía. Así, en ese contubernio de servidumbre y amo, siempre tienen primero la necesidad de mantenerse en el cargo por las prebendas que este trae consigo y dejando en evidencia que la tan recurrida “representatividad”, como mandante del pueblo-mandatario, no pasa de ser otra arlequinada de mal gusto con la que nos bombardean a diario y que la prensa ilusa, comprometida o simplemente ignorante, se encarga de repetir como cantinela de papagayo. El variopinto y abigarrado espectro de la “oposición” no representa más que la decadencia de la “función política” como expresión de búsqueda del Bien Común, decadencia que ni siquiera puede ser atribuida a una “ideologización” porque las “ideas” tampoco abundan, dado ello que puntos, comas y cremillas más o menos, todos tienen el mismo discurso… sólo que unos gritan más que otros.

El “gatopardismo” es una cualidad, o más bien dicho una condición, inherente a la casta política chilena y sus “clubes de hermandad” , esas cofradías llamadas partidos políticos… y que más bien debiesen llamarse sociedades de socorros mutuos. Todos vociferan cambios, pero no se esfuerzan por cambiar nada y si realizan algún cambio más o menos relevante… entre bambalinas legislan para fortalecer aún más aquello que denostaban cuando “fundamentaban” sus votos. Un ejemplo: apoyan el retiro del 10% desde las AFP, crucificándolas en la hoguera virtual de sus verborreas, empero, acto seguido aprueban el proyecto de ley para que estas mismas AFP consoliden el poder de la oligarquía permitiéndoles que compren “bonos” emitidos por las Grandes Empresas (Openverde, 2020), supuestamente faltas de liquidez para sobrevivir, y así todo cambia para que todo siga igual.

Los porfiados hechos demuestran que la gran mayoría de la casta política no son faroles de grandes luces y que, su estolidez, es producto de su estulticia, así que no es mucho lo que de ella podría esperarse en un Congreso Constituyente, aparte de que son meros votos “programados” por los intereses de la oligarquía plutócrata y los propios.

El drama de la oligarquía plutócrata es que en política no tiene mucho donde echar mano, puesto que el “mercado” ofrece poco, casi nada de “productos” de buena calidad porque los Tanques del Logos, si los hubo, devinieron en carretelas forradas con zinc y con la vuvuzela de la posverdad, así que ahora tienen que conformarse con lo que hay. Claro que siempre queda la otra opción: la de salvar la Constitución por la fuerza, pero parece que tampoco hay la fuerza suficiente porque los “forzudos” no están muy convencidos de subirse al carro de combate, aunque le estén cobrando el juramento romántico de “por la Constitución dar la vida si fuese necesario” y también uno que otro curso en el extranjero, y es que por estos tiempos de pragmatismo individualista -que la misma oligarquía nos impuso- la “vida propia” es un bien invaluable para seguir gozando de este $istema, o de cualquier otro, y ello porque siempre habrá otro, y el problema es en el fondo mismo de la cuestión, del dueño del conventillo que se quema… y el arrendatario o el vecino no tienen motivo o razón alguna para tirarse a las llamas con un balde de agua cuando se sabe que se quemará igual.

Una de estas carretelas con vuvuzela pregona a voz en cuello su máximo discernimiento de filosofía política: la social democracia salvará a Chile…(Reyes, 2020) cuesta imaginar cuantas noches de desvelo y esfuerzo mental para terminar con este desvarío. El ejercicio mental está claro, el descontento social es la expresión de los sin voz y se expresa por medio del alzamiento social, poniendo en peligro la democracia neoliberal al pedir cambios profundos, entre ellos una Nueva Constitución, justamente de aquello que es el soporte del sistema; así que pretenden salvar el escollo dándole al populacho algo ""nuevo"", algo que le llene el propio discurso de rebeldía: lo social y la democracia… como anillo al dedo; es como la economía social de mercado en la que vivimos según Piñera (Nogales, 2020). ¡Qué falta de creatividad!

Los neoliberales son ahora socialdemócratas… total París bien vale una misa.


Abstract: After almost 50 years, one could hope that the Chilean oligarchy - yes, the oligarchy- had developed a capacity for critical analysis that would allow it to project itself into the country's institutions in a lasting and safe way. However, it was not like that. Refocused on the huge benefits that the totalitarian neoliberal market system brings her, imposed on blood and fire, and which she "institutionalized" with the 1980 Constitution. The "owners of Chile" didn't hesitate to go overboard with the natural wealth, the working conditions, the financial strangulation of SMEs and turning all activities considered social rights into a source of business, such as health, education, and social security, and even stripped the national community of the true property of such an element basic and essential as is the water.


Referencias (por orden de utilización):

Nogales, D. (2020, 20 de abril) Deuda de los hogares chilenos no para de subir y en 2019 llegó a un nuevo récord: alza se explica por los hipotecarios. La Tercera https://www.latercera.com/pulso/noticia/deuda-de-los-hogares-chilenos-no-para-de-subir-y-en-2019-llego-a-un-nuevo-record-alza-se-explica-por-los-hipotecarios/5G6MBEA665FPDECIFTYGECXC4I/

OpenVerde (2020, 25 de julio) Senado aprobó proyecto de “Rescate financiero” que pretende usar los fondos de las AFP para salvar a las grandes empresas. Openverde https://openverde.cl/25-07-2020-senado-aprobo-proyecto-de-rescate-financiero-que-pretende-usar-los-fondos-de-las-afp-para-salvar-a-las-grandes-empresas.html

Reyes, C. (2020, 27 de agosto) Joaquín Lavín y la “socialdemocracia”: “Chile en el futuro ya no da más en el eje derecha e izquierda, necesita un gobierno de ‘convivencia nacional'”. La Tercera https://www.latercera.com/politica/noticia/joaquin-lavin-y-la-socialdemocracia-chile-en-el-futuro-ya-no-da-mas-en-el-eje-derecha-e-izquierda-necesita-un-gobierno-de-convivencia-nacional/7ZEQOO4W6RDATG3LAFIRKSUWOQ/

Nogales, D. (2020, 3 de junio) Piñera promulga y destaca Ley de Portabilidad Financiera: “La base de la eficiencia de una economía social de mercado está en que haya competencia”. La Tercera https://www.latercera.com/pulso/noticia/pinera-promulga-y-destaca-ley-de-portabilidad-financiera-la-base-de-la-eficiencia-de-una-economia-social-de-mercado-esta-en-que-haya-competencia/KEV55JT3Q5BSBMVFFGWGATHODQ/

larevolucioncortazarr

300px usura

SFbBox by smart happy birthday wishes

Sobre nosotros

banderas mrnsF5El Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS) es la organización política que lucha por el establecimiento de un nuevo Estado y la forja de una nueva cultura en Chile e Iberoamérica toda, basados en la unidad y la justicia; con miras a posibilitar la realización de todas las personas y comunidades, mediante el desarrollo y ejecución de un proyecto revolucionario de nación.

Enlaces de interés

Plebiscito Nacional 2020Sitio web del Servicio Electoral, con información relevante respecto al plebiscito y el proceso constituyente.

Biblioteca Nacional - Sitio web de la Biblioteca Nacional [de Chile]

Memoria Chilena - Sitio web dedicado a nuestra cultura con abundante material histórico disponible en versión digital y de libre descarga.

Biblioteca Pública Digital - Miles de textos disponibles, públicamente, para su lectura.

Buscador

Licencia de uso

cc by sa 3

© 2020 MRNS. Algunos derechos reservados. Diseño de JoomShaper, editado por MRNS.

Buscar