La partitocracia de Jaime Guzmán en su cuenta regresiva...

Imprimir

La partitocracia ha comenzado su cuenta regresiva final...  los partidos políticos NO REPRESENTAN A LA COMUNIDAD NACIONAL, no son necesarios para que la comunidad encuentre su camino de desarrollo social, político y económico. Los partidos políticos -y los politicastros que viven dentro de ellos- no son más que un lastre que impide la marcha hacia la forja de una nueva forma de Estado, un Estado que sea la expresión del orden natural de la sociedad, que realmente vele y fomente el desarrollo pleno de cada uno de sus miembros y de la comunidad toda.

El Estado actual no es más que un instrumento de poder que tiene la plutocracia para mantener, a como de lugar, un sistema que le renta ganancias por medio de la usura institucionalizada: AFP, ISAPRES, educación, sistema fianaciero, etc. La protesta de la comunidad nacional debe continuar en las calles... ES EL ESTADO Y SUS ORGANISMOS DE SEGURIDAD QUIENES DEBEN TERMINAR CON LA VIOLENCIA DE LOS GRUPUSCULOS VIOLENTISTAS...  que hagan “inteligencia” (de veras, claro...) y terminen con ellos, que es SU DEBER...  y no pretenda el Gobierno y la plutocracia que nos traguemos el cuento del “orden cívico” por el cual deberían suspenderse las marchas.  

El DERECHO A REBELIÓN DE LOS PUEBLOS NACE CUANDO UN SISTEMA DE CONVIVENCIA, UN GOBIERNO O AMBOS SE DESLEGITIMAN POR NO PROCURAR EL BIEN COMUN.  Hoy tenemos un sistema injusto y que beneficia a un 4% de los chilenos que encarnan el poder económico, tenemos un gobierno que solamente trata de fortalecer el $istema haciéndolo aún más “de mercado”...  ambos están ya deslegitimados.  

La comunidad debe ser quien asuma la responsabilidad de su propio destino como nación...  ¡Chile necesita un Estado de Comunidad Nacional! Un Estado en el cual los que gobiernan sean responsables de sus actos frente a la soberanía social en todo momento, y no como lo plantea Jaime Guzmán en cuanto a que “el político”, una vez electo, no debe responsabilidad de sus decisiones políticas frente al que lo eligió, pues, según Guzmán, éste recibió “carta blanca”...  

¡Dónde la viste Jaimito! Sólo la comunidad organizada y consciente de la realidad concreta podrá forjar un nuevo Estado: El Estado de Comunidad Nacional, propuesta del Nacional Sindicalismo Revolucionario.