La hora de la responsabilidad

“La Educación pública se legisla en la calle”, señaló en una portada reciente El Siglo, mediocre órgano del Partido Comunista. Esta frase parece resumir la creencia generalizada de quienes han visto en las movilizaciones callejeras y en la toma de colegios “la papa” para lograr el "gran cambio en educación", aún cuando no se tiene la más mínima claridad sobre qué es lo que hay que reemplazar o con qué reemplazarlo.

Para desgracia de esta visión tan superficial del marxismo criollo, lo cierto es que las movilizaciones y tomas -carentes esta vez de la pasividad y apoyo que hubo el 2006- dejaron como resultado lo de siempre: muchos destrozos y algunos detenidos. Lo que es peor todavía: nada de lo que sucede en la calle ha tenido la menor mella en el debate de la clase política sobre la L.G.E., puesto que las indicaciones de la Concertación y los rechazos de la Alianza han sido decididos sin considerar en lo más mínimo la opinión del “movimiento estudiantil”.

¿Y por qué pasa esto, se puede saber? Por la sencilla y triste razón de que, en el momento actual, no existe un movimiento estudiantil chileno digno de tal nombre, digno de ser considerado como un actor social coherente, con una voz y un proyecto claro sobre la educación que ofrecer a la discusión nacional. Lo que si hemos visto no ha sido más que acciones de masas con mucha resonancia comunicacional, pero desprovistas de contenido, de proyecto y de seriedad.

¿Qué es lo que ha fallado?

Primero: Falta claridad sobre el problema real de la educación chilena, tan simple como que los alumnos no aprenden las habilidades y contenidos indispensables para desenvolverse con un mínimo de facilidad en la vida laboral y social. Ello ha hecho olvidar a los estudiantes la necesidad de luchar por un serie de medidas tan indispensables para el mejoramiento de la enseñanza como la disminución de alumnos por sala, la mejora de la infraestructura de los colegios, el fin a las irregularidades en el suministro de textos de estudio, la capacitación de los profesores, especialmente de aquellos que trabajan con jóvenes en riesgo social.

Segundo: Debido a lo anterior, secundarios y universitarios insisten en medidas que apuntan a aspectos formales de la gestión educativa como la triestamentalidad en las universidades o la estatización de los liceos municipales, en oposición a quienes desean a toda costa privatizar más aún. No se ha entendido que el problema de la educación no es tanto de “quién” maneje los colegios, sino “cómo” se manejen, esto es, un problema de mecanismos de gestión. Ni el Estado ni los privados son inmunes a la corrupción, la ineficiencia o a la estupidez, por lo que en ambos casos los sistemas de control y responsabilidad son indispensables.

Tercero: No ha habido seriedad ni sentido comunitario en la acción de los secundarios movilizados. Se rechaza un proyecto de Ley que no se ha leído -con el riesgo evidente de quedar en ridículo frente a políticos y académicos que manejen mejor el tema-, se insiste en beneficios absolutamente descabellados como el pase escolar 24 horas del día y 365 días del año cuyo costo para todos los chilenos sería exorbitante; se sigue creyendo que se tiene toda la razón cuando en realidad la ignorancia campea y las ideas brillan por su ausencia.

¿Hay una salida a todo esto? Claramente, pero exige trabajo:

A)    Seriedad. Es indispensable deshacerse de todos los “dirigentes” sin ideas, pretensiosos y que sólo están para robar cámara, escalar en maquinarias políticas o atraer sexo opuesto (¡a que no!). Existen elementos capaces y serios para representar a sus compañeros y dialogar sin temores con la autoridad, la tarea consiste en buscarlos y promoverlos a los puestos de dirigencia y vocería.

B)    Sindicalismo estudiantil. Hay que organizar el sindicalismo estudiantil desde las bases, en forma ordenada y con delegados absolutamente responsables ante aquellas. Unir a los colegios mediante acuerdos de acción conjunta y la creación de GRUPOS DE TRABAJO PERMANENTES, que se dediquen al estudio y propuestas de acción, para mantener el movimiento vigente durante los tiempos fríos y consolidar los avances logrados, lo cual implica también formar a los más chicos evitando las lagunas generacionales.

C)    Propuestas y planificación. Hay que elaborar un proyecto educativo alternativo que abarque temas como objetivos del sistema, órgano de dirección y ejecución, derechos y deberes de todos los actores, financiamiento y control de gestión, de tal forma de forzar a la clase política a negociar en base a nuestros términos. En ello pueden colaborar los profesores, los estudiantes universitarios y otros profesionales de áreas diversas.

D)   Autocrítica. Evaluar las acciones realizadas en conformidad a los resultados obtenidos ¿Han servido para consolidar el poder y la unidad de los estudiantes como cuerpo social de la Nación? ¿Han puesto las necesidades reales de los colegios y de los estudiantes en el centro del debate político? El activismo sólo tiene sentido dentro de una estrategia elaborada para obtener fines concretos.

Por sobre todo, los estudiantes deben entender que tienen una responsabilidad ante Chile, ante todo el pueblo, lo que exige de ellos terminar con toda actitud infantil, egoísta o de “pose rebelde” cuyos resultados están a la vista. La pregunta que deben hacerse es ¿quieren seguir jugando el rol de revoltosos de cuarta que el $istema les asigna o asumen de una buena vez el rol de motores de una revolución que instaure la justicia y la participación plena para todos?

La decisión está en sus manos; el Nacionalsindicalismo Revolucionario es la respuesta para lograr un Chile justo y solidario.

mrns port1

ISSN 2735-6450

SFbBox by smart happy birthday wishes

Sobre nosotros

banderas mrnsF5El Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS) es la organización política que lucha por el establecimiento de un nuevo Estado y la forja de una nueva cultura en Chile e Iberoamérica toda, basados en la unidad y la justicia; con miras a posibilitar la realización de todas las personas y comunidades, mediante el desarrollo y ejecución de un proyecto revolucionario de nación.

Enlaces de interés

Elecciones 2021Sitio web del Servicio Electoral, con información relevante sobre las elecciones de Convencionales Constituyentes, Gobernadores Regionales, Alcaldes y Concejales.

Memoria Chilena - Sitio web dedicado a nuestra cultura con abundante material histórico disponible en versión digital y de libre descarga.

Biblioteca Pública Digital - Miles de textos disponibles, públicamente, para su lectura.

Ondamedia - Plataforma chilena con más de 1600 producciones nacionales gratis.

Buscador

Haz tu aporte

 

Licencia de uso

cc by sa 3

 

 

Aa

© 2020 MRNS. Algunos derechos reservados. Diseño de JoomShaper, editado por MRNS.

Buscar