Biografía de Osvaldo Lira

Imprimir

Osvaldo Lira Pérez (11 de febrero de 1904 - 20 de diciembre de 1996) fue sacerdote católico, miembro de la Congregación de los Sagrados Corazones, filósofo y teólogo chileno.

Durante 66 años fue profesor de filosofía y es reconocido como uno de los pensadores más influyentes en la formación ideológica y política de Chile durante la segunda mitad del Siglo XX. Sus inicios en la docencia fueron como profesor en los colegios de la congregación ubicados en Valparaíso, Concepción y Santiago, radicándose en la capital del país en 1934.

En 1940 viajó a Bélgica donde estuvo con sus superiores y en el mes de mayo del mismo año se trasladó a España, donde viviría 12 años.  En 1942 publicó el libro “Nostalgia de Vázquez de Mella”.

En 1946 asistió como invitado al XIX Congreso Mundial de Pax Romana, entre 1947 y 1949 colaboró en Alférez, Cuadernos Hispanoamericanos, Revista de Ideas Estéticas, Revista de Filosofía, y llegó a publicar un libro en la editorial vinculada a José Ortega y Gasset, Revista de Occidente: “La vida en torno, ensayos” (Madrid 1949), además de publicar otros dos libros: “Visión política de Quevedo” (1948) e “Hispanidad y mestizaje” (1952).  A su regreso a Chile, el Padre Lira se instaló en Valparaíso, desempeñándose como profesor del Colegio de los Sagrados Corazones de Valparaíso y en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.  En 1957 el Padre Lira viaja Santiago -capital de Chile- donde establece su residencia definitiva y comienza, en 1960, a hacer clases en la Pontificia Universidad Católica de Chile como profesor de Metafísica, Ontología y Estética en el hoy Instituto de Filosofía de dicha Universidad.  

osvaldoliraSu destacado desempeño fue reconocido por la institución, recibiendo en 1978 el nombramiento como “Profesor Emérito de la Facultad de Filosofía”, y once años después, en 1989, se le otorgaría el grado de “Doctor Scientiae et Honoris Causa” de la misma Universidad. El Padre Osvaldo Lira nunca ocultó su rechazo al Concilio Vaticano Segundo, es así como manifestaría en una entrevista a Parrini en 1993: "El Concilio Vaticano II hay que borrarlo todo de un plumazo. No hay nada que me interprete, salvo las cuestiones dogmáticas en que se cita a concilios anteriores. Hay cosas que las pudo haber redactado el más pintado de los liberales. Hubo malos manejos, hubo censura, hubo manipulación, se alteraron las comunicaciones. Lo que no sea dogma puedo borrarlo de un plumazo y no caer en herejía. Los papas que lo convocaron dijeron que era un concilio puramente pastoral. Sólo los dogmas de fe uno está obligado a acatarlos".

El Padre Lira y el MRNS.

Larga trayectoria e incidencia tuvo el sacerdote Osvaldo Lira en el nacionalismo chileno en la segunda mitad del siglo XX, especialmente en el surgimiento y desarrollo del nacionalsindicalismo. En los inicios del siglo XXI y después de su muerte, ha existido una suerte de “nueva imagen” que le trata de desvincular con su ser corporativista y presentarlo como “el filósofo” que tanto necesitan los herederos del pensamiento de Jaime Guzmán, agrupados tras su idea política en el Partido Unión Demócrata Independiente y en universidades de corte neoliberal. Extraña “relación”, por decir lo menos, para un sacerdote que acogió y difundió el pensamiento político de Vásquez de Mella hasta el fin de sus días.  Ello porque el “cura Lira” liberal jamás.

En esta nueva imagen de Osvaldo Lira se hace especial hincapié en negar su directa relación con el Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista de Chile como uno de los fundadores del mismo. Siempre ha sido de interno conocimiento en el MRNS desde su fundación la relación del padre Lira con nuestro movimiento, tanto así, que él formaba parte de la Comunidad de Jerarquías, estamento superior dentro de las cinco comunidades que lo conformaban hasta su reestructuración el año 2002 (Jerarquías, mandos, militantes, aspirantes y colaboradores simpatizantes).

En la calidad de Jerarquía del MRNS recibió por muchos años a decenas de jóvenes militantes y mandos del movimiento de las diversas regiones del país para contribuir a su formación filosófica y política. Incluso ya en su retiro obligado en los SS.CC. de Alameda en plena década de los 70 y 80 siguió recibiendo jóvenes universitarios y secundarios del movimiento, incluidos alumnos de Juan Antonio Widow en el Instituto de Filosofía de la Universidad Católica de Valparaíso -entre ellos: Nelson Cataldo G. y Vicente Fernández L., actuales miembros del Consejo Nacional del MRNS, además de miembro del Tribunal del Estilo, el primero, y Secretario General el segundo.  

También asistían alumnos de Historia de la UCV y de la Universidad de Chile, entre ellos Guillermo Henríquez Alfaro y Juan Emilio González; el primero fue Presidente de las Juventudes Nacionalistas de Chile entre los años 1977 y 1979 y posteriormente miembro del nuevo Consejo Nacional del MRNS hasta el año 2004 y, el segundo es miembro actual de dicho Consejo. Alumnos suyos en los SS. CC.  de Viña del Mar, llegaron a ser “Jefes” del MRNS a nivel nacional: Eugenio Cáceres Contreras y Werner Von Bichoffhausen R. Demasiada actividad relacionada con el MRNS a través de los años como para hablar de una simple relación menor con él, o para negar absolutamente su participación. De la vieja comunidad de Jerarquías quedan los camaradas Claudio Matte A. y Pedro Zurita, quienes recuerdan al “cura Lira” y su severidad para determinar los lineamientos éticos y morales de la actividad del movimiento.

Si los que hoy, tras largos años de persecución y soledad, han persistido en la doctrina nacional sindicalista, mantenido vigente y dado proyección al MRNS, ello se debe en gran parte al espíritu de lucha y consecuencia que nos insufló e inspiró “el cura Lira”. Y para aquellos que tratan de llevar agua a su molino partidista neoliberal atribuyéndose “padrinazgo filosófico” del padre Lira, citaremos dos anécdotas contadas personalmente por él a los jóvenes militantes y mandos del MRNS en su “retiro” de los SS. CC de Alameda sobre la supuesta relación “afectuosa” con Jaime Guzmán; quien fuese monaguillo del cura Lira y a quién trató de insuflar el pensamiento político de Vásquez de Mella en los sesenta y que dio origen al Movimiento Gremialista de la UC y, que con el correr de los años derivó hacia el actual neoliberalismo de la UDI:

1) Año 1975: se encuentra el padre Lira con Jaime Guzmán y le espeta sin ambages un sonoro: “Mequetrefe traidor te hiciste liberal”

2) Con motivo del reconocimiento que le hizo la Pontificia Universidad Católica de Chile a su larga trayectoria académica, hubo de saludar a Jaime Guzmán E.  -a la sazón parte de las autoridades de la PUC- y al tener que estrecharle la mano, dijo en voz alta y clara para que escuchasen los allí presentes: “tendré que estrecharle la mano a un hombre reptil-líneo”

El Padre Osvaldo Lira es uno de los fundadores del MRNS y su corazón siempre estuvo en él y con “sus hijos” y que, parodiando a Don Pedro de Valdivia, decía: “El MRNS ha sido fundado para dejar un nombre en la Historia”.