El MRNS durante la Dictadura Militar

Para tener una visión, meridiana y certera, de cuál fue el papel del M.R.N.S. y del nacionalismo chileno durante "parte" del gobierno militar del General Pinochet, se hace necesario "tomar el asunto" desde un poco más atrás en el tiempo. Digamos desde los inicios del gobierno marxista de Salvador Allende.

 

Terminadas las elecciones presidenciales de 1970 que dieron ganador al Sr. Allende por una ventaja mínima de 30.000 votos sobre el candidato de la oligarquía, el Sr. Alessandri, no hubo segunda vuelta eleccionaria pese a no tener la mayoría absoluta de mitad más uno, así lo determinó la Democracia Cristiana en el Senado y llegando a firmar un iluso "acuerdo de garantía" con los marxistas.

Obviamente el marxismo no respetó el utópico acuerdo una vez que estuvieron en el poder y así, lento al principio y luego rápidamente, iniciamos el camino hacia la debacle de la sociedad chilena, de sus instituciones, de su economía, de la convivencia nacional y que también nos llevó a una irreconciliable polarización que perdura en forma velada hasta nuestros días.

El M.R.N.S. fue claro y tajante en su posición en ese entonces, como siempre lo ha sido, y dijo: Si Allende está en el poder es porque esas fueron las reglas del juego y hay que asumirlo... De aquí para adelante sólo queda o Revolución Nacionalista o Revolución Marxista...

Ese fue un acto de política viril en los momentos difíciles de la Patria y, créanlo o no, el único que lo reconoció fue el propio Allende que mandó emisarios al M.R.N.S. ofreciendo entre otras cosas "publicar y difundir a nivel nacional" nuestra proclama aparecida en nuestra revista institucional FORJA.

Pero en el transcurso de este proceso "se sucedió" el asesinato del Comandante en Jefe del Ejército, General René Schneider Chereau y del cual la prensa de derecha se "encargó" de acusar profusamente al nacionalismo supuestamente infiltrado por el extremismo marxista. El tiempo y el proceso llevado a cabo por la Fiscalía Militar y que concluyó el año 1978, determinaron que los autores materiales de los disparos que causaron la muerte al Sr. Schneider eran militantes de una organización política de la derecha oligarca: el Movimiento Gremialista, que hoy se conoce como UDI (Unión Demócrata Independiente, de corte neoliberal)

¿Porqué estos antecedentes que parecen casi fuera de contexto del tema principal?

Porque con ellos podremos comprender en parte el proceso mismo. Veamos:

1º  La lucha frontal contra la "acción política contingente" del marxismo entre los años 1970 y 1973 la dieron principalmente dos organizaciones nacionalistas: el M.R.N.S. y el Frente Nacionalista Patria y Libertad, este último creado por el abogado Pablo Rodríguez Grez y que sólo tuvo el fin instrumental de oponerse al gobierno marxista y lograr su caída; llegado el 11 de Septiembre de 1973 se disolvió y sus elementos no tuvieron participación sustancial en el gobierno militar.

2º El M.R.N.S, a diferencia de Patria y Libertad y otros movimientos "nacionalistas" menores y de corta duración, venía proclamando la REVOLUCIÓN NACIONAL SINDICALISTA desde el año 1952. Había desarrollado un accionar de "Movimiento Escuela" del nacionalismo chileno que le había llevado a tener una fortaleza intelectual  y carácter combativo que nadie tenía en el ámbito político chileno, hecha excepción del Partido Comunista que también había logrado un desarrollo eficiente.

3º  Puesto término a los aciagos 1000 días de experiencia marxista el 11 de septiembre de 1973, la única organización nacionalista en condiciones de "aportar" ideas y trabajo al proceso de reconstrucción nacional y la estructuración de una nueva forma de Estado, era el M.R.N.S. El nacionalsindicalismo chileno tenía formación doctrinaria y por ello "tenía ideas" para un nuevo Estado. Pero el tiempo nos enseñó que la fortaleza intelectual-doctrinaria y el carácter combativo no fueron suficientes; nos faltó en ese entonces -durante el gobierno militar- la experiencia del "manejo político" para influir aún más en el ámbito militar del poder. Manejo que sí tenía la derecha política y que traería funestas consecuencias para el nacionalsindicalismo y los nacionalsindicalistas.

4º  El M.R.N.S. había siempre privilegiado la acción en el campo sindical y universitario y, por ello, no fue extraño que se incorporara a trabajar precisamente en esas mismas áreas durante el gobierno militar.

Sus juventudes desarrollaron un fuerte accionar en el estamento estudiantil que les llevó a asumir la dirección de centros de alumnos y federaciones de estudiantes a lo largo de Chile y, consecuencialmente, con el tiempo también asumir cargos directivos en las universidades.

Pero no hubo continuidad en el "proceso universitario" y esto fue negativo en el tiempo, pero no se trata de que haya sido un error, fue una necesidad. Hubo toda una generación de jóvenes nacionalsindicalistas que se enfrentaron a la disyuntiva de "seguir con sus estudios universitarios y lograr un título y una profesión para asegurar su futuro" o "marchar al campo de batalla", de asumir funciones en el campo de la acción política de gobierno en lo social y sindical para así cimentar las bases de la "revolución". El desafío fue aceptado y decenas de jóvenes dirigentes de nuestras bases universitarias se incorporaron en forma personal y voluntaria a estructuras político-administrativas del aparto gubernamental.

5º  La principal gestión del nacionalsindicalismo chileno se dio en el campo de las organizaciones sindicales, que habían sido el reducto de las fuerzas marxistas. Ello se logró a través de un organismo del Ministerio Secretaría General de Gobierno: La Secretaría Nacional de los Gremios.

Esta acción conllevó tres logros fundamentales:

a)   Adquirir experiencia en el manejo gubernamental para la joven generación que algún día deberá enfrentar la tarea definitiva de la revolución nacionalsindicalista.

b)   Lograr "penetrar" la conciencia del trabajador chileno con los postulados del nacionalsindicalismo y desplazar el concepto de lucha de clase por el principio de "solidaridad en pos de objetivos nacionales".

c)  Consecuencialmente, lograr una mayor vertebración nacional que le permitió influir con mayor efectividad en la gestión gubernativa de regiones y en la sociedad chilena.

6º Parte importante de este accionar político-administrativo tuvo su expresión en la creación y dirección de la Escuela Sindical de Chile. En ella se capacitó y formó a casi 3000 (tres mil) dirigentes sindicales para realizar una gestión sindical despolitizada, tecnificada y de acorde a los principios de solidaridad nacional y compromiso con los objetivos nacionales que el nacionalsindicalismo aportaba en esos momentos al ideario del gobierno militar, y que se vieron reflejados principalmente en dos logros: la declaración denominada ”Objetivo Nacional de Chile” que emitió el Gobierno Militar y la ley del “Estatuto Social de la Empresa”. Pero ninguno de estos logros perduraron ni se concretaron en la realidad, ¿Qué pasó?

Sigamos viendo:

a)    El Estatuto Social de la Empresa fue una ley que se logró con la acción directa del entonces Ministro del Trabajo, el General de Aviación don Nicanor Díaz Estrada, que fuese militante M.R.N.S. en su juventud. Con ella se incorporaba al régimen legal de relaciones laborales y empresariales un claro sentido social a la gestión de las empresas y, con justicia, marcaba  el “rayado de cancha” para un desarrollo armónico y una relación fluida evitando el abuso por ambas partes.

b)    Las ideas del nacionalsindicalismo penetraron fuerte en la fuerza laboral chilena y desdibujó el accionar y la influencia de la izquierda. El M.R.N.S. ganó decenas de directivas sindicales y federaciones, así se instaló con solidez en el sector laboral y los gremios de los pequeños empresarios. Esto trajo como consecuencia una fuerte base social de apoyo al régimen militar personificado en el General Pinochet y éste comenzó a tener una especial deferencia por los nacionalsindicalistas.

Esta “deferencia” fueron momentos de triunfos para el M.R.N.S. Cuando la oligarquía chilena propuso, a través de la derecha política -Movimiento Gremial que lideraba Jaime Guzmán, hoy UDI- la privatización de CODELCO, la empresa de cobre más grande del mundo en ese entonces y que aportaba más del 50% del Producto Nacional Bruto, el M.R.N.S. fue el único que se opuso y alzó la voz para hacer ver al General Pinochet lo nefasto de tal medida para el interés nacional. Fue escuchado, no se privatizó CODELCO y hasta el día de hoy sigue siendo una empresa de todos los chilenos.

c) Pero este triunfo costaría muy caro al M.R.N.S., la oligarquía no olvidó ni perdonó la derrota que afectaba a “su plan para Chile”. Los antagonismos estaban dados y la poderosa máquina de “los dueños de Chile” (así les gusta llamarse) comenzó a funcionar para sacar al nacionalsindicalismo del área de influencia en el gobierno militar.

d) Siete años, de 1973 al 1980, ya habían sido suficientes para dar término al "proceso de reconstrucción" y ya era necesario definir un camino para Chile. Incluso siete años habían sido muchos pero se debe considerar que se hubo de sortear, con éxito, dos posibles guerras: 1975 con Perú y 1978 con Argentina; Pinochet, responsablemente, nunca quiso la guerra y, con estos hechos, desmiente la caricatura de tirano militarista que le creó internacionalmente el marxismo y los filo marxistas.

e) ¿Qué posibilidades tenía Pinochet? Básicamente tuvo dos opciones. La primera: continuar con la tarea ya iniciada de terminar con los partidos políticos y cimentar las bases para una economía y un Estado de corte corporativo -por lo cual se estaba jugando el M.R.N.S.- y que ya tenía un gran respaldo popular y, la segunda: retornar a la democracia de partidos y establecer un sistema económico de economía social de mercado como proponía la oligarquía y la derecha política. Esto comenzó a definirse a partir del año 1978 y con mayor fuerza entre 1980 y principios de 1982.

f) Pinochet estaba en un dilema: por una parte necesitaba del apoyo popular que le brindaba el nacionalsindicalismo que le organizaba reuniones masivas con dirigentes gremiales y sindicales, que lograban una comunicación fluida con las dirigencias y las bases sindicales, que relacionaban positivamente el mundo laboral con el empresarial, especialmente en las PYMES y que se asentaba en el sector estudiantil y que también tenía aceptación en la oficialidad joven de las FF.AA. Pero, también sabía que para llevar adelante un proceso de cambio, necesitaba del apoyo de los grandes grupos económicos que siempre habían "manejado" Chile.

g) Trató de conjugar posiciones y entonces la oligarquía decidió "presionar a fondo" para lograr una definición a su favor. Lograron imponer la "economía social de mercado" que no era más que el caballo de Troya para luego imponer la "economía de libre mercado" a partir de mediados de los 80 y que después desembocaría en la restauración del sistema de partidos políticos y todo el sistema democrático liberal que hoy nos gobierna.

7º  ¿Cómo salió el MRNS del gobierno militar?

La oligarquía chilena tenía dos escollos para llevar a cabo sus planes:

a) En el frente externo al gobierno tenía el peligro de la alianza que se gestaba entre las fuerzas sindicales de izquierda y la Democracia Cristiana y, con las cuales, no había en ese momento para ellos punto de encuentro alguno. Para nada le convenía a la oligarquía que se tensionara socialmente el país al momento de empezar a aplicar el modelo económico que le rendiría los frutos que hoy les rinde y que manejan en concomitancia con los que ayer fueron sus enemigos.

b) En el frente interno del gobierno tenía la fuerza social que manejaba el M.R.N.S. y que se oponía a sus propósitos en toda instancia política o social, e incluso dentro del mismo estamento militar.

Una eficiente operación de guerra política por parte de la oligarquía definió la situación y determinó la salida del M.R.N.S. ¿Cómo? Veámoslo:

8º   La muerte de Tucapel Jiménez Alfaro.

El puente de plata entre la izquierda y la Democracia Cristiana era el Presidente de la ANEF (Asociación Nacional de Empleados Fiscales), el militante del Partido Radical, Tucapel Jiménez Alfaro, quien en los comienzos del gobierno militar le había dado su apoyo al régimen frente al accionar marxista, e incluso lo defendió en foros internacionales.

Pero la paulatina aceptación de las posiciones oligarcas en buena parte del gobierno militar, llevaron al Sr. Jiménez a tomar una postura de distancia y más tarde de oposición definitiva y se la jugó honesta y lealmente por combatir lo que él consideraba una dictadura y así, se dio de lleno a dar forma a lo que dieron en llamar "el frente antifascista".

Un día de febrero de 1982 Tucapel Jiménez fue cobardemente asesinado en un camino rural aledaño a Santiago: fue degollado y recibió disparos en su cabeza. El asesinato causó conmoción nacional y la prensa el primer día -orientada por los servicios de seguridad- hicieron presumir un "homicidio por robo" ya que el Sr. Jiménez conducía su taxi.

Pero el segundo día la prensa de derecha y más específicamente el diario El Mercurio -ligado históricamente a la oligarquía- comenzó el ataque contra el M.R.N.S. y para ello relacionaron el acto asesino con una irrupción que jóvenes nacionalsindicalistas habían hecho en una conferencia de prensa que daba el Sr. Jiménez en la sede de la ANEF y en la que trataba de explicar su apoyo a un boicot internacional contra Chile y por lo cual fue llamado traidor. La prensa oligarca dijo que eso había sido en el mes de Diciembre, sólo que "olvido" decir que del año 1978.

Todo fue avanzando concertadamente para acusar al M.R.N.S., la entonces Ministro de Justicia Sra. Mónica Madariaga envió un extenso oficio a la Corte Suprema de Justicia en el que daba cuenta de la "implicancia del M.R.N.S." gracias a información dada bajo anonimato que ella había recibido. Esta fue la misma ministra que después, estando en el área de educación, no aprobaría el proyecto de la Universidad Andalien que llevaba adelante el nacionalsindicalismo, fue el único proyecto no aprobado pese a que fue reconocido en el mundo académico como uno de los mejores de cuantos se presentaron y además de estar plenamente financiado. Ella era un instrumento de la oligarquía y hoy es precisamente Rectora en una universidad de "los dueños de Chile".

Los elementos civiles y militares que respondían a los intereses de la derecha dentro del gobierno militar comenzaron a presionar por la salida de los nacionalsindicalistas del gobierno ya que "todo apuntaba a que ellos eran los culpables". Después de cuatro meses la presión se hizo insostenible para ministros y generales que habían apoyado al nacionalsindicalismo y Pinochet hizo su elección definitiva por el modelo económico capitalista de mercado que después lo llevaría a perder el plebiscito -al que lo convenció ir la misma derecha política- y que se reinstaurara la democracia liberal.

Fueron momentos duros para el nacionalsindicalismo y sus líderes, la derecha política y la masonería se lanzaron como perros de presa sobre ellos. Fueron perseguidos académica y laboralmente, confinados socialmente y sin acceso a la prensa. Los procesos e interrogatorios, la cárcel, la incomunicación, la cesantía y el falso dedo acusador fue el  precio que el M.R.N.S. y sus líderes pagaron por 20 años  hasta que se demostró su inocencia, tras descubrirse los autores materiales del asesinato de Tucapel Jiménez.

El autor de éste artículo siempre sostuvo, desde el mismo día en que el diario El Mercurio nos involucró en el hecho, que el asesinato era "una operación de guerra política" que favorecería a "alguien" y que, con el tiempo, así se demostraría. Ya se demostró que no fue el M.R.N.S. y que fueron elementos del Servicio de Inteligencia del Ejercito hoy confesos y condenados. Pero faltan los autores intelectuales verdaderos, hasta ahora sólo se determinó culpabilidad de mando en el general a cargo del servicio pero, ¿quién podía tener tales influencias como para ordenar una operación de tal riesgo para el mismo gobierno militar y que a la postre le significó tanto daño a la institución del Ejercito? ¿A quién no le importaba ni el gobierno ni la institución sino lo que se lograría con ello? Esa es la respuesta que falta y que nunca podrá probarse, sólo deducirse.

Muerto Tucapel Jiménez se detuvo por más de un año la presión de las fuerzas sindicales y sociales opositoras, se produjo una "tranquilidad social", artificial y obligada pero paz al fin y al cabo para los objetivos. Había tranquilidad en el frente externo.

Acusado el M.R.N.S., salió de la estructura de poder e influencia del gobierno militar, se le cortaron los medios y se desbarató la red de comunicación e influencia que se había construido por su intermedio entre el gobierno militar y las bases sociales. Los dirigentes ya no podían hablar directamente con el presidente o los intendentes regionales, ahora sólo le soplaban al oído los "funcionarios de la derecha". El frente interno estaba tranquilo también. Había comenzado la pérdida del apoyo social al régimen, pero que les importaba a los oligarcas si total Pinochet no lo sabría hasta que fuese demasiado tarde, hasta cuando el "modelo económico" estuviese afianzado y, entonces, bastaría llevarlo a que "perdiese" un plebiscito y así se podría volver al sistema demoliberal.

El M.R.N.S. sí estuvo en el gobierno de Pinochet, sus militantes se integraron en forma personal y voluntaria y desempeñaron tareas entre los años 1976 y mediados de 1982. Hicimos lo posible para dar a Chile un mejor futuro, pero nuestros esfuerzos no fueron suficientes porque nos falto experiencia en el manejo político, hoy lo tenemos y fue dura la forma de aprenderlo, pero lo tenemos y somos "la opción". Nuestros cuadros se nutren de la juventud hastiada de demoliberalismo y socialismo marxista, a ellos les trasvasijamos lo que aprendimos unido al sentido de compromiso ineludible con la causa revolucionaria nacionalsindicalista por sobre todo lo que nos pueda pasar.-

larevolucioncortazarr

300px usura

SFbBox by smart happy birthday wishes

Sobre nosotros

El Movimiento Revolucionario Nacionalsindicalista de Chile (MRNS) es la organización política que lucha por la forja de un nuevo Estado y cultura en Chile e Iberoamerica toda, basados en la Unión de la Nación con Justicia, con miras a la realización de todos los chilenos.

Enlaces de interés

Biblioteca Nacional - Sitio web de la Biblioteca Nacional [de Chile]

Memoria Chilena - Sitio web de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) dedicado a nuestra cultura. Abundante material histórico disponible en versiones digitales.

Cinismo Ilustrado - El espíritu de los cínicos. Ilustraciones, diseños, textos y demás materiales del mexicano Eduardo Salles.

Buscador

Haz tu donación

Licencia

licencia

© 2017 MRNS. Algunos derechos reservados. Diseño de JoomShaper, editado por MRNS.

Buscar