Qué hacemos

Imprimir

AGITAR, DENUNCIAR Y PROPONER

Nuestra Estrategia es esencialmente la misma que fue señalada por los fundadores del Movimiento, en particular por el camarada Ramón Callis en el texto La Revolución del Hombre (escrita en 1955), manifiesto fundamental del nacional-sindicalismo revolucionario chileno. Lo que nos corresponde, en el momento actual, es precisar dicha estrategia, en sus diversas etapas y cumplirla a cabalidad, sin traicionarla.

banderas mrnsEl MRNS es la herramienta de la realización revolucionaria, una comunidad cuyo fin es la revolución nacional-sindicalista, fin del cual deben estar conscientes tanto la coordinación nacional y el resto de estructuras funcionales, que integran nuestros camaradas.

El MRNS debe recorrer cuatro etapas para alcanzar sus objetivos finales. Cada etapa es un objetivo parcial, que sirve de fundamento para alcanzar el objetivo posterior; sin perjuicio de una etapa y la subsiguiente puedan cumplirse, simultáneamente, en ciertos aspectos. Cada etapa debe ser cumplida de la forma más completa y más económica posible, para lo cual debemos establecer los instrumentos de medición.

Las tareas del MRNS son:

1. Formar los cuadros dirigentes de la Comunidad Nacional para la lucha contra la clase política y la plutocracia.

2. Orientar el proceso revolucionario, que comprende:a. La Conquista del Pueblo, a través de la difusión de nuestro Proyecto de Nación y la denuncia de la dualidad liberal-socialista, casta política-partidista.

b. La Conquista del Poder. Las comunidades organizadas ocuparán poco a poco los puestos de mando de la Nación, desplazando a la clase política y quebrando la partidocracia.

c. La Revolución propiamente tal. Con el poder del Estado en sus manos, serán forjadas y puestas en marcha las instituciones del Estado de Comunidad Nacional.

En virtud de lo anterior, nuestro trabajo político es esencialmente difusión, denuncia y formación, al interior de los cuerpos sociales, particularmente de la juventud.