La amenaza fantasma, edición The Clinic

Siendo Chile un país en que las noticias comunican casi siempre lo mismo, los medios de comunicación social tienen por regla de supervivencia, cada cierto tiempo, remecer en parte las conciencias durmientes de nuestros connacionales con un bulo digno de causar indignación para exponer y exigir la(s) cabeza(s) de alguno(s). Esto es lo que parece haberle sucedido recientemente al The Clinic, cuando debido -quizá- al cansancio que causan sus chistes repetidos a la memorización inconsciente, ha decidido ingresar al mercado de las noticias de ficción.

propagandatheclinicLo irreal.

Para cumplir con su necesidad de actualidad, el órgano oficial de la intelligentsia progresista criolla encomendó a sus mejores investigadores para encontrar al nuevo monstruo político que ameritase crearle una mala fama, de modo de renovar la atención y ganar mayor aprecio en sus seguidores. Es así como el MRNS se convirtió en su "amenaza fantasma". La vía de resolución de la nueva franquicia fue ubicar a una persona del Movimiento que en su acción diese, en el entorno adecuado, la altura para este portento.

El bulo, en su guión, debía cubrir los temas de preferencia de la versión progresista de la policía del pensamiento. En la receta simple y fácil: una república feliz malvadamente amenazada por una fuerza siniestra integrada por adeptos irracionales; algunos chismes inconsistentes -propios de la farándula política- que pudiesen ir en desmedro de las actuales demandas en cuanto a género; unos jóvenes escolares desamparados y manipulables; y la suma de todos los etcéteras agregables de acompañamiento coreográfico. Para desgracia suya no pudieron incluir algo de sangre para darle más dramatismo. Ya estando redactado el texto-denuncia, las reglas de las posverdad harían el resto con la complicidad de la docilidad borrega de sus propios lectores.

Lo real.

La verdad tras la ficción de la saga que intentó inaugurar The Clinic poca relación guarda con un relato de una posible defensa del futuro de la copia feliz del Edén ni de su bien apreciado y valorado régimen democrático amenazado o de una subversión en la educación pública ya venida a menos por las desordenadas y contradictorias intenciones de las fuerzas progresistas.

En simple, trata de un profesor que domina su disciplina, que interactúa dialógicamente con sus estudiantes tratando que se cumpla ese deseo -expresado oficialmente por el ministerio incompetente de Educación- de desarrollar el pensar crítico; y que, además, como ciudadano tiene una posición política que expresa y resulta razonable para quien llega a conocerla. Es decir, una caracterización perfectamente normal de un ciclo de vida en sus aspectos básicos. Normal, salvo para The Clinic transformado en una posmoderna inquisición.

Pero dejemos algo bien claro: no son efectivos los supuestos dichos misóginos ni homofóbicos que se le imputan al profesor en cuestión, ni tampoco el trato despectivo hacia sus colegas. De igual forma, las acusaciones de "manipulación" o proselitismo político en el aula son falsas, y los propios comentarios de alumnos y ex alumnos -algunos ya egresados hace más de 10 o 15 años y que, por cierto, profesan variedad de ideas políticas- confirman lo anterior.

Sin embargo, el problema no es el profesor, sino el lugar en que se encuentra y los intereses políticos que motivan a unos pocos en tener el dominio sobre la institución que allí está establecida. En efecto, el Liceo Lastarria se ubica en una intersección muy visible en la comuna de Providencia, en el sitio ideal para llamar la atención y atraer prensa para hacerse un nombre político reconocido. Así, cuando en el Lastarria no hay noticia es necesario fabricarla para mantenerlo en el foco de atención ciudadana. Truco viejo, pero eficaz que de paso sirve para matar la educación pública de calidad.

¿Y el MRNS en qué entra en toda esta campaña? En nada, dado que lo buscan donde no está, aunque no andamos de escapada ante unas acusaciones falsas y sin sustento alguno que, por impericia del redactor, se ha convertido en la cosa graciosa de estos días.

Repudiamos enérgicamente la manipulación que ciertos grupos políticos realizan de la lucha feminista, en pos de sus objetivos sectarios que distan bastante de lo que dicen defender; sin mencionar la hipocresía de los propios acusadores que replican "lógicas machistas" en lo cotidiano, entre sus pares y compañeras.

Ahora bien, se puede afirmar que la relación "alcaldesa de derecha" + "resistencia “social” = pueda resultar en una autoridad prontamente desprestigiada; objetivo razonable si se trata de hacer olvidar prontamente el descalabro financiero de la gestión de la otrora alcaldesa Josefa Errázuriz con sus políticos practicantes de Revolución Democrática. A estos últimos no les vendría bien ser relacionados con las pérdidas de recursos financieros en la comuna, toda vez que como parte del Frente Amplio se están postulando a manejar presupuestos mayores. Es por ello que a la alcaldesa Matthei le han brotado -"espontáneamente"- una serie de cuestionamientos mediáticos que son manejados por distintos colectivos de izquierdas (Ofensiva Secundaria, Izquierda Libertaria y otros frenteamplistas) para agotar su gestión… pero lo cierto es que ese no es nuestro problema, dado que ni formamos parte de la alcaldía ni comulgamos con su alcaldesa.

No resulta aventurado considerar que The Clinic, que siempre ha compartido las diversas subdivisiones ideológicas de las izquierdas, pudiese levantar un relato “terrorífico” para extender su propia cortina de humo, aprovechando la cómplice ineptitud de los jóvenes de Ofensiva Secundaria dispuestos a realizar cualquier acción -hasta las más disparatadas- con tal de no perder la privilegiada vitrina que les permita vociferar sus consignas, no más sea para continuar notificando su desesperación por ser alguien.

Para finalizar, dejando aparte el mal chiste de su reportaje denuncia con redacción de alumno de educación básica, sólo nos resta agradecer a la dirección y a los “periodistas” del The Clinic por su significativa e involuntaria colaboración con el crecimiento de nuestro proyecto revolucionario, pues estamos seguros que tenemos mucho que decir y hacer cuando pase el carnaval de las modas de cambiar por cambiar.

larevolucioncortazarr

300px usura

SFbBox by smart happy birthday wishes

Sobre nosotros

aspas200x184El Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS) es la organización política que lucha por el establecimiento de un nuevo Estado y la forja de una nueva cultura en Chile e Iberoamerica toda, basados en la unidad y justicia; con miras a posibilitar la realización de toda persona, mediante el desarrollo y ejecución de un proyecto de nación.

Enlaces de interés

Biblioteca Nacional - Sitio web de la Biblioteca Nacional [de Chile]

Memoria Chilena - Sitio web de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) dedicado a nuestra cultura. Abundante material histórico disponible en versiones digitales.

Cinismo Ilustrado - El espíritu de los cínicos. Ilustraciones, diseños, textos y demás materiales del mexicano Eduardo Salles.

Buscador

Haz tu donación

Licencia

licencia

© 2018 MRNS. Algunos derechos reservados. Diseño de JoomShaper, editado por MRNS.

Buscar