All FAQs

FAQs - All FAQs

NO. El régimen militar instauró en Chile un sistema económico íntegramente plutocrático, basado en el dominio de la banca y otras entidades especuladoras (AFP, Seguros, etc.), y restauró la democracia liberal bajo la teoría de Jaime Guzmán sobre división de la soberanía política y la soberanía social, privando a los cuerpos sociales de toda participación en el Estado. Aunque dicho gobierno se llamó “nacionalista”, no tuvo nada de nacionalista, puesto que lesionó gravemente la soberanía nacional.

La participación en el Movimiento está abierta a todos los chilenos en función del compromiso que estén dispuestos a asumir, quedando reservada la militancia a quienes acepten integrarse de forma regular y continúa a la acción política, lo cual exige un periodo previo de formación y trabajo. La militancia es una decisión libremente asumida y exige la responsabilidad consecuente.

Toda persona que desee colaborar con el Movimiento puede contactarse con nosotros, y aportar en forma de artículos, noticias, colaboraciones culturales, difusión de nuestras publicaciones, formación doctrinal, etc., en la medida que dichos aportes se enmarquen dentro de nuestra línea, la cual se encuentra abierta a distintas formas de expresión política y/o cultural. Cada colaborador o simpatizante va asumiendo voluntariamente compromisos de acción y ayuda al Movimiento a sumar más voluntades de lucha.

La Concertación (hoy Nueva Mayoría) fue el bloque partidista escogido por los poderes financieros para consolidar el modelo económico y político del pinochetismo y ha sido efectivamente lo que han hecho. Los gobiernos de Aylwin, Frei, Lagos y Bachelet (en sus dos versiones) han permitido una concentración de la riqueza mayor en manos de los grandes grupos especuladores y de las transnacionales, han privado al Estado de la soberanía territorial y de diversas funciones de bien público en beneficio de concesionarios chilenos o supranacionales. Todo ello sumado a la corrupción galopante a nivel de toda la administración del Estado.

En lo estrictamente político, las promesas de democracia y participación de la Concertación jamás se cumplieron, y nunca se pensó cumplirlas. La clase política desplazó desde un comienzo a los movimientos sociales que utilizó durante su lucha por el poder y los ha mantenido marginados de las tomas de decisión. Las reformas a la Constitución de 1980 no han hecho más que profundizar la dictadura de los partidos y la falta de control popular sobre la política.

NO. El Nacionalsindicalismo reconoce, desde su fundación y entre sus fuentes doctrinales el pensamiento social católico y el tradicionalismo hispánico, pero como Movimiento NACIONAL está abierto a todos los chilenos sin distinción de credo religioso. Ello no significa que el Movimiento carezca de una norma moral: ella está claramente definida en nuestra Doctrina del Estilo.

Nos sentimos unidos con todas aquellas personas y organizaciones que profesen el nacionalsindicalismo revolucionario de forma coherente, conforme a nuestro ideario de unidad entre los pueblos iberoamericanos. El Movimiento se encuentra dispuesto a intercambiar opiniones y experiencias con los camaradas falangistas, pero manteniendo nuestra absoluta independencia de acción y sin interferir en los procesos internos de dichas organizaciones.

No somos chauvinistas ni racistas, por lo cual no despreciamos a ningún inmigrante por el solo hecho de ser inmigrante; valoramos a toda persona que acepte integrarse a nuestra comunidad nacional aportando sus capacidades y respetando (enriqueciendo) nuestra cultura. Sin embargo pensamos que toda inmigración debe ser inteligentemente regulada, impidiendo el establecimiento en Chile de elementos dedicados a la delincuencia, vagancia o que no signifiquen un real aporte al desarrollo social de nuestro pueblo.

En el momento actual nuestra atención está en la acción dirigida a la juventud secundaria y de educación superior, puesto que vemos en ella la fuerza social capaz de romper los esquemas de la dualidad liberal-socialista, sin perjuicio de que personas de toda edad participen en el Movimiento.

Una de nuestras iniciativas fundamentales es la del Sindicalismo Estudiantil, como forma de organización autogestionada de la juventud en lucha por la mejora de la educación. A largo plazo nuestra tarea política es la generación de la conciencia de poder en todos los cuerpos sociales de la Nación, con el fin que éstos actúen organizadamente asumiendo la dirección política de la Nación, la conquista del poder.

Porque el porcentaje de chilenos que participa dentro del proceso electoral va en fuerte caída, lo que demuestra que hay un descontento cada vez mayor con el sistema político, sobre todo en las nuevas generaciones. Los partidos en el poder están todos conformes en la sumisión a la plutocracia, y harán nada para cambiar la situación.


En oposición a la lucha electoral tradicional, el Nacionalsindicalismo propone la CONQUISTA DEL ESTADO por la Comunidad Nacional organizada en sus cuerpos sociales, a través del desarrollo de éstos para asumir la gestión de los asuntos públicos, desplazando a la clase política-partidista.

Ninguna. No somos nacionalsocialistas, puesto que no creemos en las teorías de una supuesta superioridad aria, la nación como ente meramente racial, una religiosidad de tipo pagana ni en una organización estatal basada en el “Führerprinzip” (sistema de mando vertical con el líder infalible a la cabeza). Es una diferencia doctrinal y política fundamental.

Como Movimiento revolucionario nos declaramos enemigos sin complejos de aquellas organizaciones que bajo un supuesto “nacionalismo”, se dedican al vandalismo, riñas o ataques hacia otros grupos; considerándolos subproductos del $istema capitalista, cuando no se trata de elementos infiltrados desde el mismo poder.

Porque el llamado “nacionalismo chileno” carece actualmente de proyecto político claro, de organización seria y de una vocación revolucionaria para conquistar el Estado, dando cabida a elementos nostálgicos, derechistas y patrioteros. El MRNS está para un trabajo serio y sólo actúa, en consecuencia, en soledad e intransigencia.

larevolucioncortazarr

300px usura

SFbBox by smart happy birthday wishes

Sobre nosotros

aspas200x184El Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS) es la organización política que lucha por el establecimiento de un nuevo Estado y la forja de una nueva cultura en Chile e Iberoamerica toda, basados en la unidad y justicia; con miras a posibilitar la realización de toda persona, mediante el desarrollo y ejecución de un proyecto de nación.

Enlaces de interés

Biblioteca Nacional - Sitio web de la Biblioteca Nacional [de Chile]

Memoria Chilena - Sitio web de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) dedicado a nuestra cultura. Abundante material histórico disponible en versiones digitales.

Cinismo Ilustrado - El espíritu de los cínicos. Ilustraciones, diseños, textos y demás materiales del mexicano Eduardo Salles.

Buscador

Haz tu donación

Licencia

licencia

© 2018 MRNS. Algunos derechos reservados. Diseño de JoomShaper, editado por MRNS.

Buscar