¿Asamblea constituyente?

La Asamblea Constituyente fascina corazones con un racionalismo propio del siglo dieciocho, cegando la razón y violentando con un fervor cuasi-religioso de redención, panacea y felicidad posible de alcanzar en la tierra[1]. La petición de ella, la Asamblea Constituyente, comprueba la vieja idea de que la estupidez humana es infinita, y remueve de la memoria dos siglos de historia sangrienta, arriesgándonos a, mutatis mutandis, “perpetuarlos” en vez de superarlos. Es difícil cambiar la mentalidad moderna-racionalista aún en sus postrimerías posmodernas.

La nación resiste. El Estado falló

La naturaleza no tuvo piedad. Sabemos que somos un territorio sísmico, lo repetimos como cliché y, a pesar de ello, la catástrofe llegó para quedarse, ya que al cabo de los días hemos ido dimensionando los reales efectos del terremoto del pasado 27 de febrero; los cuales han derivado incluso en auténticas zonas de guerra en diversos lugares de Chile.

¿Qué son las corporaciones?

No hemos tenido complejo alguno al defender -ahora y siempre- la doctrina corporativa, es decir, la organización del Estado a partir de la realidad social concreta. Consideramos esencial introducir nuevamente en el debate la opción corporativa y librarla de la estigmatización de que es objeto por parte de los cultores de la ciencia política y jurídica al servicio del $istema, por lo que se hacen necesarias algunas aclaraciones conceptuales sobre qué entendemos por corporación y cómo le diferenciamos de la práctica histórica de los regímenes llamados corporativos.

Un mecanismo para el Estado Nacionalsindicalista

Es urgente la alternativa a la democracia liberal, es urgente un Estado de Comunidad Nacional, Nacionalsindicalista. Pero, ¿es viable ese Estado que aún no rige? Pensamos que sí, pero no basta con declararlo, sino en demostrarlo racionalmente. Ello exige, no sólo describir los fines, funciones u órganos del nuevo sistema político, sino el modo de relación de los mismos, el cómo han de trabajar para lograr una actividad racional, eficaz y eficiente.

Nuestra idea: nación con justicia

Cuando se actúa en el plano del poder, las clases o grupos luchan por imponer sus visiones ideológicas y ciertas instituciones políticas y sociales que permiten esa imposición al resto de la comunidad.  En el mundo actual, existe una plutocracia internacional y oligarquías locales que tienen por objeto convertir a las naciones en sociedades de consumidores egoístas y carentes de toda moral y trascendencia, fácilmente sometibles al poder financiero, para lo cual se sirven de la democracia liberal, los partidos, los medios de comunicación, ONG’s, tribus urbanas instrumentalizadas y, en última instancia, el poder militar ante acciones de rebelión popular abierta.

La Asamblea Nacional Constituyente como objetivo revolucionario

Desde las guerras de independencia, los pueblos de América, hemos sabido de cientos de Asambleas Constituyentes que asumieron, en su momento, la tarea mesiánica de establecer la justicia y el progreso por el sólo hecho de establecer un texto constitucional, conjunto de bellas declaraciones que en nada solucionaban los problemas sociales del continente. En los años recientes, el populismo izquierdista en el cono sur ha revivido esta creencia ingenua que, de una nueva Ley Fundamental, podía surgir la construcción instantánea de un nuevo orden político y social revolucionario.

Hacia la verdadera autogestión

Los políticos profesionales apelan siempre a la “soberanía del pueblo” como fundamento último de todas sus acciones, buenas o malas (últimamente más malas), queriendo hacernos creer que sus decisiones son fiel expresión de la voluntad de las grandes mayorías. La simple observación de los hechos, nos demuestra que dicha aseveración no es más que una patraña, pero el problema no se encuentra ahí, sino en hallar una nueva forma de gestión de la sociedad que garantice la representación y participación de todos, por un lado, y la administración eficiente, por otro.

larevolucioncortazarr

300px usura

SFbBox by smart happy birthday wishes

Sobre nosotros

aspas200x184El Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS) es la organización política que lucha por el establecimiento de un nuevo Estado y la forja de una nueva cultura en Chile e Iberoamerica toda, basados en la unidad y justicia; con miras a posibilitar la realización de toda persona, mediante el desarrollo y ejecución de un proyecto revolucionario de nación.

Enlaces de interés

Plebiscito Nacional 2020Sitio web del Servicio Electoral con información relevante respecto al Plebiscito del próximo 25 de octubre.

Biblioteca Nacional - Sitio web de la Biblioteca Nacional [de Chile]

Memoria Chilena - Sitio web de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) dedicado a nuestra cultura. Abundante material histórico disponible en versiones digitales.

Biblioteca Pública Digital - Miles de textos disponibles, públicamente, para su lectura.

Buscador

Licencia de uso

licencia

© 2020 MRNS. Algunos derechos reservados. Diseño de JoomShaper, editado por MRNS.

Buscar