juntasvecinosEn diversos documentos hemos aludido a las juntas de vecinos como futuras instituciones básicas, cuyas funciones principales serían representar los intereses de sus integrantes, gestionar ciertos asuntos de interés común y servir como cauce de elección para las asambleas de delegados. Fijarles tales cometidos a organizaciones actualmente tan devaluadas exige establecer ciertos puntos básicos sobre su naturaleza, su estructura interna y sus relaciones con el Municipio.

En principio, nada habría que objetar a la lo señalado por la actual Constitución Política de la República en cuanto señala que la finalidad de las municipalidades es “satisfacer las necesidades de la comunidad local”, aunque su actual configuración, desligada de la vecindad, no nos representa. Aún así, es necesario precisar qué necesidades son aquellas que pueden y deben ser satisfechas por el órgano político local, puesto que existen materias que siempre escaparan a su competencia, sea por razones materiales o porque deben ser reservadas a potestades de un ámbito territorial mayor.

El actual Concejo municipal está definido en el artículo 71 de la Ley Nº 18.695 como un órgano  “encargado de hacer efectiva la participación de la comunidad local”, lo que debe coordinarse con la definición del Alcalde, cuales “máxima autoridad de la municipalidad y en tal calidad le corresponderá su dirección y administración superior”. Si a esto agregamos que la distribución de competencias entre ambos órganos y su redacción en la cual, parece ser que el Concejo es, en el mejor de los casos, un fiscalizador de las políticas alcaldicias pero en cuya elaboración no tiene mucho protagonismo.

Señalamos en el artículo anterior que el Alcalde el la cabeza visible de la administración municipal, y su labor es dirigir conforme a la ley y bajo el control de la comunidad local. El problema es cómo estructurar los servicios dependientes para satisfacer de manera más eficaz y eficiente las necesidades locales, todo ello conjugado con una activa participación de los vecinos y una coordinación con los planes nacionales.

El vergonzoso espectáculo dado por los concejales de la Comuna de La Florida respecto a la elección de nuevo alcalde es otra muestra -si todavía faltaran- de la frivolidad y egoísmo de la casta partidista nacional, pero también deja en evidencia las fallas institucionales del sistema municipal, útil para la rapiña de los operadores políticos, caudillos locales y los aprovechadores de siempre, pero ajeno a las necesidades urgentes de las comunidades que supuestamente representan.

Para ordenar políticamente el territorio chileno debemos partir de la base, que es la vida vecinal, el barrio. La vecindad es una realidad social natural inmediata del Hombre. Aún cuando no se encuentre realizando una actividad laboral, la persona se encuentra ligada permanentemente a una localidad determinada, donde desempeña parte importante de su vida, constituye una familia y genera lazos esenciales de la vida comunitaria.

larevolucioncortazarr

300px usura

SFbBox by smart happy birthday wishes

Sobre nosotros

El Movimiento Revolucionario Nacionalsindicalista de Chile (MRNS) es la organización política que lucha por la forja de un nuevo Estado y cultura en Chile e Iberoamerica toda, basados en la Unión de la Nación con Justicia, con miras a la realización de todos los chilenos.

Últimos artículos

Enlaces de interés

Biblioteca Nacional - Sitio web de la Biblioteca Nacional [de Chile]

Memoria Chilena - Sitio web de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) dedicado a nuestra cultura. Abundante material histórico disponible en versiones digitales.

Cinismo Ilustrado - El espíritu de los cínicos. Ilustraciones, diseños, textos y demás materiales del mexicano Eduardo Salles.

Buscador

Haz tu donación

Licencia

licencia

© 2017 MRNS. Algunos derechos reservados. Diseño de JoomShaper, editado por MRNS.

Buscar