¿Respetar al parlamento?

La irrupción de un grupo variopinto en el ex Congreso Nacional ha desatado una ola de histeria entre los beneficiarios y propagandistas del régimen, manifestada principalmente en declaraciones televisivas y columnas en la prensa que llaman desesperadamente a “cuidar” o “respetar” lo que ellos llaman democracia, la supuesta voluntad popular expresada a través del Parlamento.

Y dicha histeria no sólo ha tocado a los plumíferos mercuriales o diputados de poca monta, sino también a pesos pesados como Lagos, quien por enésima vez saca de relucir su moralina sobre “la recuperación de la democracia”, o Longueira, para quien la revoltución puede terminar en un escenario similar a 1973.

No se puede achacar a personas o grupos ajenos al poder la deslegitimación de las instituciones políticas si sus propios dignatarios han hecho poco o nada por darles el respeto que supuestamente merecen.  Y aquí no sirven de excusa el binominal, los senadores designados o las conjunciones planetarias.

Sin embargo, hay otra perspectiva, mucho más cruda: el Parlamento de partidos en si no puede representar al pueblo ni servir sus intereses, por lo que no se puede pedir de los parlamentarios algo que por esencia les es imposible otorgar.  Los partidos mayoritarios lo son porque se sostienen por el gran capital, y de un modo u otro, se convierten en sus agentes.  La ausencia de vinculaciones efectivas entre las comunidades concretas y los miembros de la asamblea hacen que todo ajuste al sistema electoral, controles del gasto, etc. , no pasa de ser cosmética.

El Parlamento de partidos es una cáscara vacía, una comedia permanente. Con estos puntos muy claros, no nos conmueve en lo más mínimo el papelón sufrido por nuestros senadores, ni los que puedan venir en el futuro.  Ellos se lo merecen, junto con el régimen todo.  Pero no basta con ello, pues tales acciones de repudio deben enmarcarse dentro de una estrategia, denuncia organizada y sistemática del $istema vigente que incluya una propuesta de régimen alternativo y posible, y de no cumplirse esta condición los esfuerzos serán estériles. Ya en otros artículo hemos señalado que el bullado plebiscito es el mejor de los casos un mecanismo político entre muchos, pero no puede ser una solución a la crisis que se avecina, ni mucho menos convertirse en fundamento de un nuevo sistema.  Nuestra proposición de Cámaras Sociales (delegados de las comunas y regiones) y Cámaras del Trabajo (delegados de las actividades profesionales, culturales y económicas) cumple las siguientes condiciones:

1.  Incorpora los intereses reales y conocimientos particulares de las comunidades, retroalimentando al sistema;

2.  Facilita el control de los representantes y delegados a través del mandato imperativo y la revocatoria;

3.  Permite la resolución de conflictos al interior de la comunidad, directamente, en el marco institucional;

4.  Fijará plazos prudentes para las sesiones y el trabajo legislativo, impidiendo la eternización de las discusiones;

5.  Delegará atribuciones normativas (subordinadas a la ley general) en Consejos Nacionales sectoriales, coordinados en el gobierno central, cuyo carácter también será diferente, aunque esto último será materia de otro estudio.

No implica todo lo anterior que rechacemos valernos del actual Parlamento como herramienta formal para consagrar legalmente los cambios jurídicos-administrativos -y constitucionales- necesarios en un proceso revolucionario, pero para ello es necesario crear la fuerza social que pueda actuar en el marco parlamentario.  

Lo esencial es que NO CREEMOS en ese marco ni en sus fundamentos ideológicos ni vemos la alternativa en caudillos todopoderosos o en la chacota de la “democracia directa permanente”, sino en un nuevo sistema de participación integradora, organizada y permanente.

Democracia real, propuesta del nacionalsindicalismo revolucionario.

mrns port1

ISSN 2735-6450

SFbBox by smart happy birthday wishes

Sobre nosotros

banderas mrnsF5El Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS) es la organización política que lucha por el establecimiento de un nuevo Estado y la forja de una nueva cultura en Chile e Iberoamérica toda, basados en la unidad y la justicia; con miras a posibilitar la realización de todas las personas y comunidades, mediante el desarrollo y ejecución de un proyecto revolucionario de nación.

Enlaces de interés

Elecciones 2021Sitio web del Servicio Electoral, con información relevante sobre las elecciones de Convencionales Constituyentes, Gobernadores Regionales, Alcaldes y Concejales.

Memoria Chilena - Sitio web dedicado a nuestra cultura con abundante material histórico disponible en versión digital y de libre descarga.

Biblioteca Pública Digital - Miles de textos disponibles, públicamente, para su lectura.

Ondamedia - Plataforma chilena con más de 1600 producciones nacionales gratis.

Buscador

Haz tu aporte

 

Licencia de uso

cc by sa 3

 

 

Aa

© 2020 MRNS. Algunos derechos reservados. Diseño de JoomShaper, editado por MRNS.

Buscar